October 23, 2021

Los obispos critican el registro de médicos objetores de Igualdad: “¿Por qué no se registran los que están dispuestos al aborto?”

Entrevista Pilar Alegría: “Los exámenes de recuperación podrán mantenerse este año” Vaticano El Papa entra en el juego de AMLO y pide “perdón por los pecados” de la Conquista de América

Los obispos han criticado este jueves el registro de médicos objetores que quiere crear la ministra de Igualdad, Irene Montero, para garantizar que se pueda abortar en los hospitales públicos. “Si el argumento es organizar bien la prestación de un servicio, ¿por qué no se registran los que están dispuestos al aborto?”, se ha preguntado el secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello.

En rueda de prensa para explicar los trabajos realizados por la Comisión Permanente del Episcopado, Argüello ha considerado que “obligar a un objetor a registrarse de manera previa afecta a la libertad de conciencia” y restringe varios derechos, especialmente “en un momento en que se habla tanto de protección de datos”.

Al mismo tiempo, ha defendido a los que se manifiestan frente a las clínicas abortistas. “Sorprende que la muerte de una nueva vida sea un derecho y no lo sea la libertad de expresión y el derecho de manifestación”, ha afirmado. El Congreso ha aprobado recientemente la toma en consideración de una iniciativa del PSOE para convertir en delito el acoso a mujeres frente a estas clínicas.

Argüello ha explicado que las personas que se concentran frente a estos centros forman parte de “un movimiento de carácter mundial” y lo hacen “desde su propia iniciativa”, con la intención de “recordar la presencia sagrada de la vida humana y que hay alternativas al aborto”.

¿Y si estas personas insultan o presionan a las mujeres que acuden a abortar? “No sé si puede haber algunas personas que, a la hora de rezar o de transmitir información, hagan algo inconveniente como violentar a otras personas”, ha respondido.

La postura de la Iglesia española en cuanto a este asunto es, por encima de todo, defender el derecho a la vida. Cree que “el aborto es un drama”, y ve “preocupante que se considere superprogresista interrumpir la vida y que se considere ultraconservador oponerse al aborto”.

El obispo auxiliar de Valladolid, hombre de campo, ha equiparado la defensa del derecho al aborto con “defender al lobo frente a la abubilla verde o a los huevos de las cigüeñas”. “Los nidos de las cigüeñas no se pueden desmontar porque se consideran una especie protegida. ¿Cómo no considerar especie protegida a la vida humana”, ha reflexionado.

De la misma manera, le “sorprende que la muerte de una nueva vida en el seno de la madre se considere un derecho y no se considere un derecho la presencia en la calle para poder orar y ofrecer a estas personas ayudas”. Ha explicado que a los manifestantes antiabortistas se les denomina “rescatadores” y ha asegurado que gracias a ellos hay mujeres que “han cambiado de decisión y se han salvado vidas”.

También se ha mostrado en contra de las declaraciones de la directora del Instituto de las Mujeres, Toni Morillas, que ha dicho que hay que “normalizar que el aborto es una prestación sanitaria más”. “No podemos estar de acuerdo con este tipo de propuestas”, ha recalcado, y en ellas ha incluido también el nuevo currículo de Educación de Infantil, donde se recoge “la construcción de género” o “el descubrimiento de la sexualidad” para niños de cero a seis años.

“Pedimos que los padres tengan la libertad, y que la escuela que sale a la plaza pública tenga la libertad, de que la enseñanza antropológica, moral y religiosa que se imparte a sus hijos sea conforme a sus criterios. Reivindicamos la libertad de los padres para hacer una propuesta de persona con libertad”, ha recalcado.

Argüello se reunió el pasado martes con la ministra de Educación, Pilar Alegría, y le entregó una propuesta de diseño curricular sobre la asignatura de Religión que la semana que viene se hará pública. Son conscientes de que el Estado sólo regula el 50% del horario de la asignatura y que luego tendrán que lidiar con cada una de las CCAA, que son las que completan la otra mitad.

Por otro lado, el representante de los obispos ha repartido la carta del Papa Francisco en la que éste pide disculpas al pueblo mexicano “por todos los pecados personales y sociales” cometidos durante la Conquista española. Con este gesto ha hecho suyas sus palabras -“La Iglesia hace cosas bien y hace cosas mal”, ha dicho-, pero al mismo tiempo ha querido quitarle hierro a la polémica generada diciendo que les han causado “perplejidad” los “comentarios que se han hecho con un titular elaborado sin lectura del documento”.

Argüello ha animado “a leer el documento a todas las personas”, entre ellas a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha criticado las palabras del Papa. “Estas declaraciones se han podido hacer sin leer la carta entera”, ha dicho. Ha asegurado que, en la carta, el Papa, “de manera suave y decidida, hace caer al propio pueblo mexicano en que hubo una época en que se persiguió a los católicos y se elaboró una Constitución atea”. Y ha recordado que “tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI han pedido repetidas veces perdón por su actuar, no sólo en América”. “Ése es el contexto real de la carta”, ha insistido.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: