October 24, 2021

La desescalada de Puig permite al PP cerrar su convención ante 9.000 personas en la Plaza de Toros de Valencia

Convención nacional Rajoy pide al PP que se vuelque en la economía para frenar a Vox y “evitar el multipartidismo”

La clausura de la convención del Partido Popular en Valencia el próximo domingo puede volver a dejar la imagen de la Plaza de Toros copada por 9.000 militantes y simpatizantes para arropar a Pablo Casado, y será gracias al Gobierno de Ximo Puig. La desescalada que entró en vigor ayer en la Comunidad Valenciana aumenta los aforos para eventos y uno de los primeros beneficiados va a ser el Partido Popular.

Hasta ayer, los populares solo podían convocar a 5.000 personas en el coso de la calle Xàtiva, que tiene una capacidad para 10.941 personas en el tendido a las que se sumarían alrededor de 1.000 más sobre el albero, según fuentes de la propietaria del recinto, la Diputación de Valencia. Sin embargo, 5.000 era el máximo permitido por la Generalitat para “eventos de cualquier naturaleza que puedan implicar la aglomeración de personas”. Al celebrarse al aire libre, el aforo permitido era del 75% del espacio con un máximo de 3.000 asistentes, que podía aumentar a 5.000 si estaban divididos en “cinco sectores diferenciados de 1.000 personas cada uno de ellos, con entrada y salida y aseos”. Era el escenario que barajaba Génova para el cierre de su semana de rearme ideológico. Una exhibición de músculo que no llegaría a evocar las últimas visitas de 2011 y 2015 con Mariano Rajoy al frente.

Ahora bien, la relajación de las restricciones acordadas por la Mesa Interdepartamental del Gobierno valenciano van a permitir que se roce esa imagen. El aforo para los eventos al aire libre queda fijado en el 75% de la capacidad total del recinto y, según fuentes consultadas por EL MUNDO, la única limitación que impone Sanidad es que se garantice un asiento libre entre no convivientes y el uso de la mascarilla.

Por tanto serán alrededor de 9.000 las personas que podrán congregarse en la Plaza de Toros y la organización de la convención ya estaba preparada para ello. “Sabíamos que las medidas podrían cambiar y ya estábamos preparados para aceptar más peticiones que nos están llegando”, aseguran fuentes de la organización popular. Especial fuerza quiere exhibir el PP valenciano con el estreno de Carlos Mazón como presidente y futuro candidato a la Generalitat en un gran evento del partido junto a Pablo Casado y líderes autonómicos como Nuñez Feijoó, Moreno Bonilla o Díaz Ayuso.

El modelo repetirá el de las últimas visitas al coso valenciano: un escenario con los participantes en el centro del ruedo rodeados de simpatizantes y militantes. En la última visita de 2015, la cifra oficial fue que se llegaron a rozar los 15.000, con Mariano Rajoy al frente del Gobierno y Alberto Fabra y Rita Barberá como candidatos a la Generalitat y la alcaldía de Valencia. Desde entonces, el PP no había pisado la Plaza de Toros tras años de ser escenario habitual de mítines en los tiempos de mayoría absolutas. Tanto en las elecciones autonómicas de 2007 y como en las generales de 2008 y en las de 2011, el PP abarrotó el recinto, que tenía 2.000 localidades más en el tendido. Aun así, se llegó a hablar de 20.000 asistentes. De hecho, los eventos allí celebrados fueron clave en el proceso seguido contra la financiación ilegal del PP valenciano en el marco de la trama Gürtel.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: