September 21, 2021

Roger Torrent declara por desobediencia antes de integrarse en la mesa de negociación con el Gobierno

Pocas horas antes de integrarse en la mesa de negociación con el Gobierno, el ex presidente del Parlament y actual conseller de Empresa, Roger Torrent, ha acudido a declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y se ha reafirmado en el acto de desobediencia al Tribunal Constitucional por el que está siendo investigado.

«Hice lo que tenía que hacer», ha manifestado el dirigente de ERC tras comparecer ante el juez, refiriéndose al hecho de haber permitido dos debates sobre la Monarquía y la autodeterminación en 2019, a sabiendas de que estaba contraviniendo una orden directa del Alto Tribunal.

El ahora conseller en el Gobierno de Pere Aragonès ha admitido que los letrados del Parlament le advirtieron sobre la existencia de resoluciones del Tribunal Constitucional que ordenaban a la Mesa de la Cámara -que el presidía en la pasada legislatura- impedir la tramitación de resoluciones independentistas y que supusieran un ataque a la Corona.

Torrent ha defendido que su objetivo fue no cercenar ningún debate político. Sobre la advertencia de los letrados, aunque ha admitido que se produjo, ha dicho que no estaba claro que tal comunicación implicara que no se pudieran tramitar las resoluciones para su discusión y votación en el Pleno.

El conseller, que se enfrenta a una pena de inhabilitación, ha considerado en cualquier caso que su condena sentaría un precedente «nefasto» y que el procedimiento por el que se le investiga «no se tendría que haber producido nunca».

Flanqueado por la también ex presidenta del Parlament, la hoy indultada Carme Forcadell, Torrent ha señalado que uno de los objetivos de la mesa de negociación bilateral con el Gobierno de Pedro Sánchez en la que participa es conseguir «el fin de la represión», esto es, que debe servir para anular las penas y los procesos judiciales como el que a él mismo le afecta a través de una ley de amnistía.

Otro de los acusados, el ex vicepresidente del Parlament Josep Costa, de JxCat, ha anunciado que será insumiso y no piensa acudir a declarar ante el Tribunal Superior. A diferencia de Torrent, Costa ha dicho que no “reconoce” la “autoridad” de los jueces para “juzgar los acuerdos y debates” del Parlament.

“No estoy dispuesto a establecer una mesa de diálogo con jueces y fiscales represores que no tienen nociones básicas de lo que es la separación de poderes”, ha señalado Costa, que estaba citado este miércoles a las 17.00 horas para comparecer ante la magistrada Maria Eugènia Alegret.

Ante la juez sí han comparecido el resto de acusados: la ex secretaria cuarta de la Mesa Adriana Delgado (ERC) y el ex secretario primero de la Mesa Eusebi Campdepadrós (JxCat).

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: