September 21, 2021

Sánchez se somete al control de la oposición 83 días después y Susana Díaz se estrena como senadora

Pedro Sánchez ha vuelto a someterse al control de la oposición 83 días después de la última vez. Un largo periodo de dos meses y 20 días en los que el PP, Vox y Ciudadanos han sido incisivamente críticos por la nula rendición de cuentas del presidente del Gobierno ante el Parlamento en cuestiones como el alza del precio de la luz o la crisis de Afganistán.

“Encantado de verle en el Senado”, ha dicho con sorna el portavoz del PP, Javier Maroto, que le ha acusado de haberse pasado la crisis “tumbado al sol” en Canarias cuando en agosto el precio de la luz empezó a ir de récord en récord.

Sánchez no se sometía a las preguntas de la oposición desde el pasado 23 de junio en el Congreso. Por entonces el debate estaba casi monopolizado por los indultos. De hecho, aquel día hubo un choque frontal con Pablo Casado por las medidas de gracia a los líderes independentistas. En cambio por el Senado, donde ha acudido este martes, no pasaba desde el 13 abril.

Con el inicio del periodo de sesiones (los meses de julio y agosto son inhábiles), el presidente volverá mañana también al Congreso y la oposición recuperará la opción de hacerle preguntas semanalmente, retomando los famosos cara a cara de los miércoles. La última vez fue totalmente centrado en Cataluña y ahora todo indica que, a raíz de la mesa de diálogo, ése será de nuevo uno de los grandes temas, junto al precio desbocado de la luz.

Ironías de la vida, el regreso de Sánchez a la Cámara Alta ha coincidido con el estreno como senadora de Susana Díaz. Es un retiro dorado donde el PSOE ha enviado a la ex presidenta de Andalucía después de que perdiera ante Juan Espadas su última gran batalla política: las primarias para repetir como secretaria general del PSOE andaluz.

Pasada aquella derrota, la dirección socialista le brindó una salida a Díaz para evitar más ruido y conflictos y la colocó como senadora por designación autonómica, que es la segunda vía por la que entran políticos en la Cámara Alta. Un cupo de escaños es así, mientras que la mayoría es por elección directa en los comicios generales.

Así, Díaz fue elegida por el Parlamento andaluz el pasado 21 de julio como una de sus representantes en el Senado, en sustitución de Fernando López Gil, que renunció al escaño el pasado mes de julio.

Con un “Sí, juro” ha tomado posesión de su acta al inicio del Pleno del Senado, para luego ocupar su escaño en un extremo de la bancada socialista. Minutos después ha visto por primera vez desde su nuevo asiento cómo en el banco azul se ha sentado Sánchez, quien le ganó las primarias para liderar el PSOE después de una encarnizada batalla que ya es historia del Partido Socialista. Ella mientras escribe un nuevo capítulo personal apeada de la primera línea.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: