September 22, 2021

El Gobierno avala la exclusión de la delegación de Carles Puigdemont: “Apoyamos la propuesta de Pere Aragonès”

Cataluña Aragonès deja a Junts fuera de la mesa de negociación tras proponer a los condenados Sànchez y Turull Más madera Moncloa respaldará a Puig si decide adelantarse a Moreno y Mañueco y convoca elecciones en Valencia

En medio de un terremoto en el seno del Gobierno de Cataluña, a cuenta de los participantes en la mesa de diálogo, este miércoles se inicia lo que en La Moncloa llaman la “agenda del reencuentro” en Ejecutivo y Generalitat. Una primera cita, convulsa tras la decisión del presidente catalán, Pere Aragonès, de excluir la delegación propuesta por Junts -su socio de gobierno- y en la que Pedro Sánchez delega en Félix Bolaños la coordinación de los trabajos.

En el Gobierno respaldan y avalan el golpe en la mesa de Aragonès de excluir la representación de Junts, la formación que lidera Carles Puigdemont, toda vez que incluía a tres personas que no forman parte del Govern: la portavoz del partido en el Congreso, Míriam Nogueras y Jordi Turull y Jordi Sànchez, estos últimos condenados por el 1-O e indultados por el Gobierno. El presidente de Cataluña evita con su decisión un mal trago e incomodidades a La Moncloa.

En el canal de comunicación entre Madrid y Barcelona, en los últimos días ya se había ratificado y consensuado que las delegaciones debían responder a miembros de ambos ejecutivos. De ahí que en La Moncloa no haya sorprendido la decisión y actitud de Aragonès. Era lo que esperaban y lo hablado. “Son mesas de trabajo de los gobiernos. Nos sentamos quienes representamos a los dos gobiernos”, ha zanjado Isabel Rodríguez, portavoz del Ejecutivo y ministra de Política Territorial, tras el Consejo de Ministros.

Aunque en un tiempo pasado en La Moncloa fueron ambiguos con una posible presencia, por ejemplo, de Oriol Junqueras en la mesa de diálogo, sin dar un portazo contundente, en fechas más recientes, y asumiendo que Junts no era partidario de este foro, cerraron la puerta a los que no fueran miembros de los ejecutivos. De nada valió que en la única vez que se reunió esta mesa hubiera personas ‘ajenas’ como Elsa Artadi, Marta Vilalta, Josep Maria Jové, éste último imputado por el 1-O.

En el Gobierno consideran que la mesa de diálogo comienza de cero. Que se trata de dos gobiernos nuevos y por tanto se hace borrón y cuenta nueva. Hay nuevas reglas y hay que establecer nueva metodología. Y ahí es donde se consensuó entre los dos ejecutivos que las delegaciones estarían compuestas por miembros de estos equipos.

“Nunca se ha entendido otro marco que no fueran equipos de los dos gobiernos”, ha explicado Rodríguez, que formará parte de la mesa. “Absolutamente no”, ha respondido si habrían estado dispuestos a reunirse con Turull y Sánchez. “Por eso apoyamos la propuesta que ha lanzado el presidente de la Generalitat”. Para que no haya dudas, desde La Moncloa explican que la interlocución y comunicación es con presidencia de la Generalitat, esto es, que el papel relevante y protagonista lo tiene Aragonès, restando todo protagonismo o influencia a Carles Puigdemont.

Este miércoles, Sánchez y Aragonès protagonizarán una reunión bilateral (la segunda después de la que mantuvieron en La Moncloa) y ahí sentarán las bases de cómo discurrirá la mesa de diálogo. Después, ambos estarán presentes en el inicio de este foro, para abandonarlo al poco tiempo para que sean las dos delegaciones las que entren en materia.

El Gobierno resta importancia a que en el foro al final sólo se den cita ellos y ERC y no Junts. Apuntan que la mesa se va a celebrar, que eso es lo importante.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: