September 21, 2021

Piden que declare como investigada la ex ministra González Laya por la entrada en España del líder del Frente Polisario

Justicia La Policía dice al juez que Brahim Ghali salió de España indocumentado Política Defensa culpa a Exteriores de que el líder del Polisario, Brahim Ghali, aterrizara en Zaragoza sin pasar el control de pasaportes

El ex jefe de gabinete de Asuntos Exteriores Camilo Villarino y el segundo Jefe de Estado Mayor del Aire, Francisco Javier Fernández Sánchez, han coincido este lunes en su declaración ante el Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, el primero como investigado y el segundo como testigo, que obedecían a una orden superior para que dejaran entrar al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en la Base Aérea de Zaragoza y sin su pasaporte.

Esta declaración ha motivado que los letrados de la acusación popular hayan anunciado que van a pedir la declaración como investigada de la ex ministra de Exteriores Arancha González Laya ante el juez que lleva el caso, Rafael Lasala. Así lo ha indicado el abogado Antonio Urdiales, a la salida de las dos declaraciones este lunes en la Sala 10 de la Ciudad de la Justicia de Zaragoza.

Ghali llegó el pasado 18 de abril en un avión argelino a la Base Aérea de Zaragoza, sin pasar controles de fronteras ni documentación. Desde allí partió en una ambulancia al Hospital San Pedro de Logroño y fue ingresado en el centro sanitario bajo el nombre de Mohamed Benbatouche. El 2 de junio abandonó España desde Pamplona.

Según precisó el juez instructor, al teniente general Fernández Sánchez no se le ha llamado a declarar como investigado porque “no constan indicios de que supiera que la persona que llegaba a España tuviera o no pasaporte diplomático o estuviera exento por cualquier causa del control de pasaporte y de aduana”.

El jefe de la oficina de la presidenta de La Rioja, Eliseo Sastre, también comparecerá como testigo, en fecha todavía por determinar. La acusación ha pedido también que acuda a prestar declaración el secretario general técnico en el Ministerio de Exteriores, José María Muriel Palomino.

En el marco de la investigación, la Comisaría General de Información de la Policía Nacional ha presentado un informe al juzgado en el que concluye que el líder del Frente Polisario obtuvo “legalmente” su “condición de extranjero residente y de nacional español”, “sin que se aprecien indicios de fraude o engaño”.

En oficio de 30 de julio, al que ha tenido acceso Europa Press, los agentes aseguran que “identificó numerosa documentación, tanto española como extranjera”, vinculada a Brahim Ghali y que hizo “todas las comprobaciones relativas”. En concreto, señala un DNI saharaui, un pasaporte argelino, un DNI español y un NIE.

Pese a que la Policía Nacional identificó cuatro documentos de identidad relativos a Ghali, la Jefatura Superior de Policía de Navarra informó al juez de que el líder del Polisario salió del aeropuerto de Pamplona-Noain con destino a Argelia sin pasaporte ni documentación que acreditara su identidad.

En un informe de 30 de agosto, la Policía explicó al magistrado que a Ghali “se le permitió la salida del territorio nacional por tratarse de una salida voluntaria”, en virtud del Reglamento de Extranjería que establece que se puede abandonar el país “con documentación defectuosa o incluso sin ella” si no existe prohibición ni impedimento alguno a juicio de los servicios policiales de control.

El líder del Frente Polisario salió de España la madrugada del 2 de junio rumbo a Argelia, después de comparecer ante el juez Santiago Pedraz por varias querellas presentadas en su contra por presuntas violaciones de los Derechos Humanos en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf. El instructor de la Audiencia Nacional no dictó ninguna medida cautelar al no ver indicios de delito que apuntaran a Ghali.

Las acusaciones contra el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática cobraron impulso cuando se supo que estaba en España, específicamente en el Hospital de San Millán-San Pedro (Logroño), donde fue ingresado el 18 de abril con un cuadro grave por complicaciones derivadas del coronavirus.

Urdiales ha indicado que espera que se esclarezcan los motivos y causas de la entrada en España de Brahim Ghali por el aeropuerto de Zaragoza.

El letrado considera que Brahim Ghali es responsable de la muerte de 280 españoles. Quiere que Villarino explique cómo entró en España, pues “si logramos la explicación estaremos todos contentos y si no, pediremos abrir un juicio”.

Los mensajes intercambiados por Whatsapp entre el jefe de gabinete de la ex ministra de Exteriores, Camilo Villarino, y el teniente general Francisco Fernández, segundo jefe del Estado Mayor del Aire, evidencian que el aterrizaje del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, en España se realizó sin ningún tipo de control de aduanas y que, en todo caso, “quien lo tiene que saber ya lo sabe”.

Con estas últimas palabras, vertidas por Villarino en los referidos wasaps, en manos del juez de Zaragoza que investiga el viaje de Ghali, comunica al mando militar que todo lo referido a la identificación del líder del Polisario “no es un problema y no es responsabilidad del Ejército del Aire”.

Estas comunicaciones se inician sobre las 12.40 del domingo 18 de abril de este año, a través de un primer mensaje en el que el jefe de Gabinete informa al segundo jefe del Estado Mayor del Aire que su “contacto argelino” le comunicará en breve los datos del vuelo a España, información documental que es remitida finalmente cuatro horas después.

El propio Villarino informa de la llegada de una ambulancia a la base para recoger al viajero, afectado por Covid “en grado avanzado”, y advierte al teniente general que “salvo cambios” sólo deben desembarcar el paciente y el hijo que le acompaña”.

“El paciente viaja, según mi información, con pasaporte diplomático argelino, y su hijo tiene algún tipo de permiso de residencia en España”, subraya Villarino.

Añade que “en todo caso esto último no es un problema y no es responsabilidad del Ejército del Aire. Quien lo tiene que saber ya lo sabe”.

En contestación a esto, el teniente general Fernández solicita el indicativo de la aeronave a fin de evitar “problemas” de autorización por parte del control del tráfico aéreo civil y añade, en relación con la documentación de los viajeros, que “a nosotros sólo nos interesa la parte aeronáutica”.

Además, a la pregunta del militar, que informa de cada uno de los pasos llevados a cabo hasta la salida de la ambulancia en dirección al hospital de Logroño y del despegue del avión, “queréis que se haga trámite de aduanas y/o inmigración”, el jefe de Gabinete de Laya responde con un escueto “no”.

Cuatro días después, una vez publicada la información de que el jefe del Frente Polisario había ingresado en un centro hospitalario riojano en estado grave, Villarino remite al mando militar un enlace a la noticia y le dice que “en Exteriores no citaremos a Defensa”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: