September 21, 2021

Batet adelanta al lunes el Pleno del Congreso para votar y salvar el “escudo social” del Gobierno

El nuevo periodo de sesiones en el Congreso arranca con una sorpresa. El primer Pleno se celebrará en lunes y no en martes, como es lo habitual, porque al Gobierno se le ha echado el tiempo encima y no le daba tiempo a convalidar un real decreto de suma importancia: la prórroga de las medidas de protección contra la Covid que garantiza que a nadie con vulnerabilidad se le pueda desahuciar o cortar los suministros de luz, agua y gas. Son algunas de las medidas estrella de su llamado “escudo social”.

La fecha límite para convalidar ese real decreto 16/2021, que fue aprobado el 3 agosto por el Consejo de Ministros, cumple el próximo 13 de septiembre, por lo que la Mesa del Congreso se ha visto obligada hoy a adelantar un día el Pleno para evitar que decayese.

El artículo 86 de la Constitución establece que el Congreso tiene que convalidar o derogar los reales decretos en un plazo máximo de 30 días hábiles. En caso contrario, decaería automáticamente y su efecto dejaría de estar en vigor.

Para evitarlo, los diputados se reunirán en una día tan inusual para ellos como es un lunes. Día en el que arrancará el Pleno, y que luego se seguirá, como es ya normal, hasta el jueves.

Estas prisas de última hora se podrían haber evitado si se hubiera convocado Pleno esta semana, pero eso hubiera implicado una vuelta también del control al Gobierno. Y adelantar una semana la confrontación con la oposición coincidiendo con la escalada del precio de la luz.

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha reprendido precisamente hoy al presidente, Pedro Sánchez, por “huir” del control al Gobierno en el Congreso y de haber venido únicamente a la Cámara para hacer “un mitin antiPP” delante de sus diputados y senadores en una reunión con el Grupo Socialista.

El real decreto 16/2021 es muy relevante porque extiende hasta el 31 de octubre las medidas del llamado “escudo social”, que caducaba el pasado 9 de agosto. La ministra portavoz, Isabel Rodríguez, lo presentó en rueda de prensa en Moncloa como fruto del compromiso del Gobierno con la protección de los más vulnerables en el ámbito de los suministros energéticos, de la vivienda y de la atención a las víctimas de violencia de género.

Esas son precisamente las medidas más destacas. La garantía de que a nadie se le cortará la luz, el agua o el gas si está en situación de vulnerabilidad o que tampoco se le podrá desahuciar. De igual modo, los servicios para la protección y asistencia a las víctimas de violencia de género seguirán considerándose esenciales.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: