September 20, 2021

La Moncloa y Ceuta cierran filas sobre el retorno de los menores marroquíes a Marruecos y no trasladarlos a la Península

La decisión de la justicia de paralizar la repatriación de los menores marroquíes no acompañados que se encuentran en Ceuta desde el pasado mes de mayo ha sido un revés inesperado y duro para el Gobierno. La gravedad del asunto lo delata la intervención del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que este miércoles, sólo 24 horas después de la decisión del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ceuta, se ha reunido en La Moncloa con el presidente ceutí, Juan Jesús Vivas.

Ambos están de acuerdo en evitar el traslado de los menores a la Península y contemplan como solución el retorno a Marruecos, eso sí, de acuerdo a los trámites que dicta la justicia en base a laLey de Extranjería.

Para tratar de agilizar la resolución de un problema que incomoda a La Moncloa, desborda a Ceuta, pone en el disparadero al ministro del Interior y provoca las quejas de Unidas Podemos, Sánchez ha prometido los recursos necesarios. Esto es, el personal necesario -trabajadores sociales, psicólogos- para acelerar las salidas conforme a lo que dicta la ley y la justicia. Fuentes gubernamentales explican que se trabajará en tres ejes: el de las capacidades, el administrativo y el diplomático.

Las fuentes consultadas esgrimen la importancia de que si, por ejemplo, en un día se pueden tramitar 80 expedientes de forma correcta en lugar de unos pocos, se gana tiempo y se agiliza la resolución del problema. Los retornos se harán ahora como dictamina la Ley de Extranjería -con la participación del menor, expresando si quiere retornar, con expedientes individualizados- y no en base al acuerdo de 2007 entre España y Marruecos, que no exige este papel del menor.

“No vamos a hacer ningún retorno como se han hecho los anteriores. Y como consideramos que la mejor solución en beneficio de todos, la más válida, es el retorno, vamos a seguir apostando por ello”, ha anticipado el presidente ceutí.

Esta decisión consensuada entre La Moncloa y Ceuta implica que pese a que se busca agilizar los retornos, la decisión se dilatará en el tiempo. Primero, porque ahora hay que realizar un trabajo de campo en la ciudad autónoma para tener una fotografía exacta de la situación y ver qué recursos se necesitan y cómo. De ahí que no haya una fecha fijada para comenzar a tramitar los expedientes de retorno.

“No se ha contemplado como opción alternativa el traslado de los menores a la Península”, ha constatado Vivas tras la reunión, que ha durado casi una hora y media. “Además, en ningún caso sería una solución inmediata”, ha señalado.

Y es que en mayo el Ministerio de Derechos Sociales que dirige Ione Belarra pactó con las comunidades autónomas el reparto de 200 menores de Ceuta. Un reparto que aún no ha finalizado, pues aún quedan 20 menores por ser trasladados.

El asunto de los menores marroquíes preocupa al Gobierno. “La situación es insostenible. Los menores en Ceuta no están en las debidas condiciones”, ha clamado Vivas. Según datos del Gobierno ceutí, en la actualidad hay 800 menores en esta ciudad autónoma: 600 en centros y unos 200 en la calle.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: