September 20, 2021

Crece la disidencia en la derecha valenciana tras la fuga de una diputada de Vox al grupo de no adscritos en las Cortes

Los partidos del Botànic que sustentan el Gobierno de Ximo Puig en la Comunidad Valenciana están asistiendo al resquebrajamiento de la oposición en las Cortes Valencianas. A las cinco fugas en Ciudadanos producidas el pasado mes de abril se acaba de unir la primera en Vox. La diputada Rebeca Serna ha presentado esta misma mañana un escrito dirigido a la Mesa de las Cortes informando su intención de dejar la formación que libera Santiago Abascal pero mantener su acta en el grupo de no adscritos del parlamento valenciano.

No es la primera baja que se produce en Vox, pero sí la primera que le resta un escaño y le deja con nueve votos en las Cortes. Serna, diputada por Castellón, llegó al hemiciclo tras la renuncia de David Muñoz, que apenas transcurridos los primeros meses de legislatura decidió volver a su labor docente. El pasado mes de octubre se produjo la segunda de las dimisiones: Vicente Roglà, que ya había abandonado su cargo como tesorero en la Ejecutiva provincial del partido, renunció a su acta por motivos de salud. En el fondo latían desavenencias con el líder de la formación en Valencia, José María Llanos. En esa ocasión, le sustituyó en el escaño precisamente Miriam Turiel, hija de la pareja de Llanos, María Asunción Mollá.

Serna ha pedido a las Cortes que le garantice un nuevo escaño a “la máxima brevedad posible” para no ver vulnerados sus “derechos individuales como parlamentaria”, que le informe de los medios “materiales y personales” que va a recibir y cuál es la cantidad mensual que se le asigna para atender sus gastos como diputada, así como las actividades que cubre. Además, formar parte de la Comisión de Medio Ambiente, Agua y Ordenación del Territorio.

Rebeca Serna toma esta decisión después de desavenencias con la portavoz parlamentaria, Ana Vega, y la deriva conservadora que se ha agudizado, según su entorno, en el partido, por el que ya no se siente representada.

La ya ex diputada de Vox se unirá a los cinco diputados que abandonaron Ciudadanos tras la marcha de Toni Cantó el pasado mes de mayo. Jesús Salmerón, Cristina Gabarda, José Antonio Martínez y Sunsi Sánchez fueron los primeros en marcharse tras la crisis en el partido naranja y, poco después, también se unió a ellos Vicente Fernández. En el próximo periodo de sesiones de la Cámara valenciana serán seis los diputados que formen parte del grupo de no adscritos.

El único partido de la oposición que ha mantenido su solidez pese a atravesar un proceso de renovación interna ha sido el PP. El relevo en la dirección del partido de Isabel Bonig por Carlos Mazón se ha producido sin fisuras y la única cara que ha cambiado en sus escaños es la de ex presidenta, que abandonó su escaño el pasado mes de mayo.

La única incógnita que mantiene para el nuevo periodo es saber si la portavocía de los populares seguirá ostantándola Eva Ortiz, que la asumió en mayo, o la relevará María José Catalá, mano derecha de Carlos Mazón.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: