September 21, 2021

Rusia acusa a España de “rusofobia” por negar una escala a sus buques de guerra en Ceuta

Rusia se ha mostrado perpleja ante el rechazo de España a autorizar la entrada de buques de guerra rusos en el puerto de Ceuta, según declaró este sábado el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

El Gobierno español rechazó que el buque antisubmarino Viceadmiral Kulako y el barco Altai hicieran escala logística en Ceuta prevista del 18 al 20 de agosto. Esta decisión, advierte el Gobierno ruso, contradice el “espíritu de la Declaración de Asociación Estratégica firmada entre los dos países en 2009”.

El Ministerio de Defensa español había aprobado la visita, prevista entre el miércoles y el viernes de esta semana. Pero el Ministerio de Exteriores decidió rechazar la petición. “Con perplejidad nos enteramos de la negativa de las autoridades españolas a dar permiso para que los buques de la Flota del Norte de la Armada rusa entren en el puerto de Ceuta”, dijo la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajarova, citada en un comunicado.

Lo que el Ministerio de Asuntos Exteriores de España pidió a los interlocutores rusos fue información detallada sobre el destino ulterior del barco, que no se facilitó, según publicó El Confidencial.

Fuentes del Ministerio español confirmaron a la agencia rusa Sputnik que la escala del buque en Ceuta fue denegada por no contar con la documentación requerida para atracar. Pero la embajada de Rusia en España insiste en que dio al Ministerio de Exteriores de España la información necesaria para la llegada de sus buques de guerra a Ceuta.

Desde Moscú la portavoz de Exteriores ha dicho que “también es sorprendente que los funcionarios españoles filtraran esta historia a los medios de comunicación, parece que quieren demostrar así su alineación con el ala rusofóbica de la OTAN de cara a la preparación de la cumbre de Estados miembros de la alianza, que se celebrará en Madrid en 2022.

La práctica de escalas por parte de buques de guerra rusos en este puerto español en África fue muy habitual entre 2010 y 2016, cuando tuvieron lugar unas 60 visitas con más de 10.000 tripulantes. Los atraques inyectaron en la economía portuaria alrededor de unos 4,5 millones de euros en total, según el canal ruso RT.

Presiones de la OTAN

No se trata del primer encontronazo. Un caso similar se produjo en 2016 cuando España -tras presiones de Estados Unidos, Reino Unido y otras naciones de la OTAN- decidió finalmente que los buques rusos no atracasen en Ceuta.

Desde Rusia se suceden ahora las declaraciones airadas. “Es posible que ahora inflen esta noticia en España y en los países occidentales en general, para hacer creer que la OTAN tiene todavía influencia pese a su fracaso en Afganistán. No es la primera vez que tratan de mostrar que la Armada rusa lo tendrá complicado sin las escalas en Ceuta, pero no es así”, ha dicho el presidente del Movimiento de Apoyo a la Flota, Mijail Nenashev. Los marineros, agrega, podrán descansar en el puerto sirio de Tartus. Además, Egipto y Argelia aceptan normalmente la llegada de los buques rusos. “España no pasó la prueba”, apostilla Nenashev.

España forma parte de la OTAN, pero esta alianza militar no ampara a Ceuta y Melilla en su artículo V de defensa colectiva. Pero algunos analistas sí creen que están protegidas de manera implícita en el artículo IV, que permite consultas entre los miembros si hay territorios excluidos por el tratado que se puedan ver amenazados en cuanto a la integridad territorial, la independencia política o la seguridad. Sobre esta base se asientan las presiones de la OTAN para que Ceuta se mantenga al margen del apoyo logístico a barcos militares rusos.

El Gobierno deMariano Rajoypuso freno en 2016 a estas paradas, mal vistas por los socios de la alianza (aunque sí se han producido varias de manera esporádica desde entonces). En la anterior polémica en 2016 se dijo que los buques rusos que pasaban por la ciudad española iban a tomar parte después en la guerra de Siria en apoyo del presidente Bashar Asad. En ese conflicto, socios como Estados Unidos han estado apoyando al bando contrario.

Izquierda Unida de Ceuta ha anunciado que ha trasladado a su formación en el ámbito nacional “la necesidad de que se normalicen de nuevo los embarques de buques rusos en nuestra ciudad”, según ha recogido en un comunicado enviado a los medios locales. La formación ha denunciado la “rusofobia” tras estos vetos a los barcos rusos. “No entendemos que se nos imponga una norma venida de la OTAN a pesar de que Ceuta no esté en dicho paraguas”, ha criticado la formación.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: