September 21, 2021

La española enjuiciada en Israel por terrorismo se defiende: “Se trata de una acusación infundada”

La corte militar israelí del centro penitenciario de Ofer en Cisjordania ha iniciado el juicio contra la cooperante española Juana Ruiz Sánchez (62 años), que hace tres meses fue acusada formalmente, entre otros cargos, de pertenecer a una “organización ilegal”.

Ruiz Sánchez, afincada en Cisjordania desde mediados de los 80 y casada con el palestino Elias Rishmawi, fue detenida el pasado 13 de abril en su casa de Beit Sahur tras una investigación del servicio de seguridad (Shin Beit) en torno a una trama de financiamiento terrorista en territorio palestino.

Según el Shin Beit, la ONG palestina en la que trabaja desde hace casi 30 años -Comités de Trabajos para la Salud (HWC en sus siglas en inglés)- desvió fondos del extranjero para financiar actividades del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), considerado grupo terrorista por Israel, Estados Unidos y la Unión Europea.

La hispanopalestina, que entró en la sala esposada de pies y manos, negó las acusaciones en el breve y protocolario inicio del juicio. Para la próxima vista, prevista el 1 de septiembre, su abogado Avigdor Feldman ha pedido un intérprete, ausente este martes, ya que solo habla árabe y español. Hasta entonces, el letrado israelí espera poder analizar toda la información presentada y nuevos detalles de la imputación que solicita.

“Se trata de una acusación infundada y parte de los intentos de Israel para criminalizar toda actividad y organización humanitaria externa en los territorios ocupados”, denunció el abogado israelí. Este veterano activista de los derechos humanos en Israel ha anunciado que pedirá el arresto domiciliario de la cooperante ya que, en su opinión, “no hay motivos para que siga encarcelada”.

Feldman, su tercer abogado en cuatro meses, sustituye a Gaby Lasky después de que ésta se convirtiera en diputada del partido izquierdista Meretz en el Parlamento israelí.

“Mucha suerte, estamos todos contigo”, le dijo su esposo, según recoge este martes la agencia Efe. Preocupado por su estado de salud, añadió que estaba “tan cansada que no puede estar de pie”. Rishmawi, que reivindicó su inocencia, estuvo en Ofer junto representantes del Consulado español en Jerusalén.

Entre los cinco cargos presentados por la Fiscalía se incluye “recepción de dinero con falso propósito”. Según denunciaron fuentes israelíes, “FPLP usa como tapaderas ONGs como HWC para recibir dinero de países europeos para todo tipo de acciones como atentados terroristas”.

Ella, añaden, fue “una figura central en la recaudación de fondos del exterior que acabaron en el grupo terrorista FPLP”. Creen que era consciente de la vinculación entre su ONG y el FPLP y citan al director financiero Walid Hanatshe acusado por Israel de un atentado de FPLP hace dos años, que acabó con la vida de una adolescente israelí en Cisjordania.

Feldman rechaza cualquier relación entre FPLP y la española, que trabaja en proyectos de cooperación y asistencia a los palestinos desde los 80. HWC también niega las acusaciones, denuncia que estuvo detenida sin conocer los cargos y replica que los fondos recibidos en el extranjero van exclusivamente a sus proyectos humanitarios y sanitarios en los territorios ocupados por Israel en la guerra del 67.

En los últimos meses, Israel y España han mantenido conversaciones sobre este caso, siendo uno de los temas en la conversación entre sus ministros de Exteriores, Yair Lapid y José Manuel Albares, respectivamente, a finales de julio.

La semana pasada, el Alto Representante de Política Exterior europea, Josep Borrell, señaló que la UE sigue el caso de la ciudadana española detenida y juzgada por Israel en Cisjordania mientras negaba la acusación general de que fondos europeos destinados a ONGs palestinas son desviados en Palestina a tareas ajenas a la labor humanitaria.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: