October 25, 2021

La tensión entre Vox y el PP sigue aumentando y salpica ya al Gobierno de Ayuso por el pasaporte Covid

Crisis Vox “da por rotas las relaciones con el PP” tras la declaración contra Santiago Abascal en Ceuta Más madera El PP no ve rota su relación con Vox pero teme que fuercen elecciones en Andalucía

La tensión entre Vox y PP, lejos de calmarse, sigue en fase ascendente. De momento, los focos estaban en Ceuta y Andalucía. Pero desde ayer, se han trasladado también a Madrid, donde se presumía que las relaciones entre ambas formaciones eran más férreas.

La insinuación de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, de que podría considerar la posibilidad de implantar el pasaporte Covid, despertó inmediatamente una advertencia dura por parte del líder de Vox, Santiago Abascal.

Díaz Ayuso se mostró favorable a analizar la posibilidad de implantar la exigencia de disponer del certificado Covid para poder acceder a determinados espacios públicos, como bares y restaurantes. No obstante, descartó que sea una medida que vaya a ser aplicada de forma inminente.

“Yo creo que esto, en cuanto pasemos de un porcentaje de vacunados al que todavía no hemos llegado, habrá que estudiarlo nuevamente”, dijo la dirigente regional. “Habría que empezar a estudiar qué personas siendo negativas y, sobre todo, aquellas que están vacunadas empiezan a tener una cierta vida normal”, precisó.

Desde Vox, su presidente Santiago Abascal, vía Twitter, fue contundente: “Aviso para navegantes en aguas turbulentas. Si Ayuso toma el rumbo de Feijoó, Juanma Moreno y Sánchez se encontrará con VOX enfrente, incluso en los tribunales. No vamos a permitir más vulneraciones, discriminaciones y atropellos a los derechos fundamentales de los españoles”.

Y la presidenta autonómica, por la misma vía en redes sociales, le contestó: “Me parece muy bien, pero la propuesta que ni siquiera he lanzado nada tiene que ver con prohibir. A defensa de la libertad de los ciudadanos poco se me puede exigir o enseñar. Un saludo”.

Vox se ha posicionado desde el minuto uno en contra de un pasaporte Covid al entender que se vulneran derechos constituciones y afecta a la intimidad de los españoles.

Ya tras el anuncio de que el Gobierno andaluz del popular Juanma Moreno también lo iba a aplicar, la respuesta de Vox fue también clara: “Es una salvajada que vulnera los derechos de los ciudadanos. Juanma Moreno ya imita las tropelías de Sánchez“.

Tanto en Madrid como en Andalucía el apoyo de Vox es esencial para que ambos gobiernos puedan seguir sacando adelante los proyectos.

Pero el veneno del acuerdo de la asamblea de Ceuta que declaró persona non grata a Santiago Abascal con el consentimiento del PP sigue impregnando las relaciones entre ambas formaciones.

Vox trató de poner fin a esta polémica presentando una proposición en la Asamblea ceutí para que se retirara la iniciativa contra Abascal. Pero de nuevo, el voto del PP evitó que siquiera se debatiera antes del periodo vacacional y se pospuso hasta septiembre, por lo que Abascal sigue siendo considerado persona non grata en la asamblea de Ceuta.

Desde entonces, la tensión entre ambas formaciones ha ido creciendo. La situación más comprometida se dibujó en Andalucía, donde Vox lleva reclamando elecciones anticipadas desde que estalló la crisis de Murcia. Pero la lejanía entre el Ejecutivo andaluz y el partido de Abascal no parece minorarse, más bien al contrario. Vox ha puesto fecha a su respuesta: septiembre. Si en ese mes no se produce una rectificación en Ceuta y si en el proyecto de presupuestos andaluces no se contempla “la impronta” de Vox en materia de género y de inmigración fundamentalmente, y en la reducción de lo que califican como “chiringuitos”, es más que probable que no apoye los presupuestos autonómicos.

Pero la pasada semana, el vicepresidente Juan Marín (Ciudadanos) dejó claro que el Ejecutivo autonómico siempre tiene la llave de prorrogar los últimos aprobados.

No eran pocas las voces en el PP que apuntaban que desde Vox “se va de farol”, “mucha amenaza en redes pero poco paso en serio”. Restaban seriedad a los pasos que la formación de Abascal estaba poniendo sobre la mesa. Desde Vox se insiste: nada de farol. Han cruzado líneas rojas y tienen que rectificar.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: