October 24, 2021

El Rey se preocupa en Mallorca por la recuperación turística en plena quinta ola

Monarquía La Fiscalía ve difícil querellarse contra Juan Carlos I un año después de su marcha

El Rey Felipe VI aprovecha su estancia en Mallorca para abordar sobre el terreno cómo se construye la recuperación turística en mitad de la delicada situación sanitaria que atraviesa España.

En una reunión mantenida esta mañana en el palacio palmesano de La Almudaina con la presidenta balear Francina Armengol (PSOE), el monarca ha mostrado su preocupación por el difícil equilibrio entre salud y economía en un momento crucial para el sector más importante de la región. En pleno mes de agosto, el periodo más importante para la temporada, Felipe ha querido escuchar a los políticos baleares sobre su gestión de la pandemia, con especial acento en cómo se conjuga la seguridad con la apertura turística.

La presidenta Armengol ha defendido ante el Jefe del Estado su modelo de gestión, sosteniendo que “la temporada está funcionando bien” a pesar de los contagios. “Nuestra estrategia ha sido dialogada con los agentes sociales, hemos pasado un año muy complicado y hemos dicho muchísimas veces que sin salud no hay economía”.

Armengol le ha trasladado que a pesar de que la incidencia es alta, “la situación es diferente” a la que se vivió el año pasado, debido principalmente a la campaña de vacunación. “Tenemos una situación de control en los hospitales y hemos podido tener temporada turística”. La presidenta balear ha defendido el trabajo de su Ejecutivo, adelantando que las cifras del paro, que se darán a conocer mañana, bajarán de los dos dígitos en las islas.

Felipe VI se reúne esta mañana con otras autoridades políticas de las Islas. Tras Armengol, se ha reunido con el presidente del Parlament balear, Vicenç Thomàs, médico de formación, con quien ha abundado en la idea de mantener un “equilibrio” entre sanidad y economía.

Además, la agenda sigue avanzando con reuniones con el alcalde de Palma y la presidenta del Consell de Mallorca, encuentros marcados por la recuperación económica y el turismo, que este año eclipsa el debate político en el archipiélago.

Es el primer acto oficial del Rey desde que llegó a Mallorca el pasado fin de semana. Se trata de un acto protocolario celebrado en el histórico palacio de La Almudaina. A las puertas del recinto, tres decenas de manifestantes se han congregado para dar su apoyo y agradecer al monarca.

Felipe VI sigue fiel a la estancia en la isla a pesar de las circunstancias, por encima de la quinta ola de la pandemia, intensa en las islas, y de la larga sombra proyectada por su padre sobre el palacio de Marivent, lugar de veraneo tradicional de la Familia Real desde hace décadas.

El Rey ha vuelto a competir este año en la Copa del Rey de Vela, suspendida el año pasado por la situación sanitaria. Como adelantó EL MUNDO, lo ha hecho a bordo del viejo velero Aifos al tener que renunciar al flamante Swan 50 con el que regateaba desde hace años, y sobre el que la Armada no ejecutó su opción preferencial de compra para ajustarse a las estrecheces presupuestarias de la era post-Covid.

Felipe VI recibirá mañana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con quien despachará sobre la actualidad en el tradicional encuentro veraniego. Pasado mañana visitará junto a Doña Letizia y sus hijas el monasterio de Lluc, en el corazón de la Sierra de Tramuntana, la comarca montañosa de la isla de Mallorca, declarada patrimonio de la humanidad.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: