October 24, 2021

El Gobierno de Page también aconseja comer menos carne, como Alberto Garzón

Vídeo Page se enfada con Garzón por el consumo de carne: “Si no tiene nada que hacer que no invente” Consumo Sánchez desautoriza a Garzón y sale en defensa del sector ganadero: “Un chuletón al punto es imbatible”

«Tenemos algún ministro que se está inventando su cargo todos los días, y no se le ocurre hoy otra cosa que decir que no hay que comer carne. No tiene nada [más] que hacer».

Jueves, 8 de julio. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, estalla contra el ministro de Consumo, Alberto Garzón, por lanzar una campaña en la que fomenta la reducción de la ingesta de carne por motivos de salud y por el bien del planeta. «En Madrid se dicen muchas tontás por parte de la clase política».

Las palabras del ministro, dice Page, «amenazan» a miles de trabajadores de un sector, el cárnico, clave en Castilla-La Mancha. Otros barones socialistas censuran a Garzón. Incluso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sale en defensa de «un buen chuletón al punto»: «Eso es imbatible».

No obstante, pese al rechazo expresado por Page, su Gobierno autonómico también replica la tendencia a reducir el consumo de carne. Lo hace en, al menos, dos guías editadas por la Junta de Castilla-La Mancha en las que se apuesta por esta minimización con fines saludables y ecológicos.

Uno de estos documentos ha sido redactado por la consejería de Desarrollo Sostenible y la dirección general de la Agenda 2030, y lleva por título Consumo responsable cambio climático: ¿Preparado para el cambio?. En esta guía, que ha sido consultada por EL MUNDO, se invita en la página 43 a concretamente la misma idea que defendía el ministro Garzón: «Reduce tu consumo de carne roja y asegúrate de que la carne sea de origen sostenible».

En este apartado también se desliza que «la emisión de gases de efecto invernadero» y «la deforestación» están relacionados con «la necesidad de contar con cultivos que proporcionen alimento a la ganadería intensiva, siendo estos los impactos más importantes del sector ganadero».

Páginas atrás, en la 36, se reflexiona sobre la «buena idea» que puede ser «cambiar de dieta» para reducir la «huella hídrica», es decir, para ahorrar agua. En este sentido, se indica que la carne es el producto «que más litros de agua precisa para su elaboración»: cada kilogramo de ternera, se calcula en la guía, requiere 15.400 litros de agua hasta que llega al plato del consumidor. Uno de pollo, 4.300 litros.

Otro documento dependiente directamente de la Junta de Castilla-La Mancha es la Guía de alimentación para comedores escolares, elaborada por la dirección general de Salud Pública. En el escrito, si bien se recomienda consumir carnes magras entre tres y cuatro veces por semana, se reduce hasta una vez por semana el consumo de carne en el diseño de un «modelo de menú semanal genérico».

Estos dos casos «atentan gravemente» contra el sector ganadero de Castilla-La Mancha, según denuncian desde el Partido Popular. El líder de la oposición autonómica, Francisco Núñez, ha enviado una carta a Page en la que le exige que retire ambas publicaciones y las redacte de nuevo.

En la misiva se recuerda, además, que, aunque el líder socialista de la región cargó contra la campaña diseñada por Garzón, su partido votó en contra de reprobar al ministro, como se propuso en las Cortes autonómicas.

«Es muy saludable decir y hacer lo mismo», espeta Núñez al presidente de Castilla-La Mancha, porque, «como dice el refrán, una cosa es predicar y otra dar trigo».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: