October 24, 2021

El juez archiva la querella por genocidio contra Ghali por falta de indicios y prescripción

El juez Santiago Pedraz ha acordado el archivo de la querella de la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh) contra el líder del Frente Polisario Brahim Ghali por por el delito de genocidio supuestamente cometido contra ciudadanos marroquíes entre 1975 y 1990. Se trata de una de las dos querellas que el dirigente polisario tenía abiertas en la Audiencia Nacional.

El magistrado considera que los hechos estarían prescritos y que no se ha acreditado la comisión del delito de genocidio, así como que los testimonios de los testigos contradicen las afirmaciones de la querella.

La querella se presentó en el año 2008 contra 13 militares marroquíes por delitos de genocidio, asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones.

El juez explica en su escrito que conforme al Código Penal vigente en el momento de los hechos, los delitos estarían prescritos al haber excedido los 20 años previstos. Recuerda, además, que el conocido como Código Penal del 73 no incluía el genocidio, que se incorporó en la reforma de 1995. En ese nuevo Código el delito era imprescriptible, una característica que no se podía aplicar de forma retroactiva.

Pero al margen de la prescripción el juez indica que el relato que hace la querella no incluye los requisitos del delito de genocidio, como la supuesta “intención conjunta que guía según la querella a los asesinatos y torturas a los disidentes de destruir total o parcialmente el propio grupo nacional al que pertenecen”. “No hay rastros de esos subgrupos en los que dividen al Pueblo Saharaui según su localización geográfica”, dice Pedraz.

Además, el juez coincide con la defensa de Ghali en que existen contradicciones en los relatos de los testigos. “Basta la audición de las declaraciones prestadas para apreciar las contradicciones denunciadas por la defensa entre las afirmaciones de la querella sobre la participación del querellado en los hechos descritos y el contenido de las testificales de los testigos que ha declarado. También se aprecia una insuficiencia manifiesta de detalles relevantes sobre circunstancias de lugar y tiempo de los hechos, detalles concretos de la participación del querellado Brahim Ghali, descripción del cargo que ocupaba, etc. Todo ello resta credibilidad a los testimonios prestados e impide mantener la imputación contra el querellado”, dice Pedraz.

El archivo alcanza únicamente a Ghali, por lo que la causa por genocidio sigue abierta en la Audiencia contra el resto de querellados.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: