September 21, 2021

La Fiscalía investiga como malversación el aval del ICF exigido por el Tribunal de Cuentas a ex cargos del Govern

Política La Generalitat defiende el aval del ‘ICO catalán’ mientras busca un banco que cubra las fianzas

La Fiscalía de Catalunya ha abierto diligencias de investigación para determinar si la Junta de Gobierno del Instituto Catalán de Finanzas (ICF) cometió algún tipo de delito al avalar la fianza de 5,4 millones de euros que el Tribunal de Cuentas reclama a una treintena de ex altos cargos de la Generalitat. De esta forma, admite parcialmente la denuncia de Ciudadanos (Cs) ya que excluye a miembros actuales de la Generalitat, como el presidente Pere Aragonès, o el conseller Jaume Giró, también denunciados por la formación política.

En concreto, Cs considera que existía un “delito de malversación” por parte del ICF para el que habrían sido “cooperadores necesarios” los miembros del Govern. “En vez de destinar dinero a los empresarios y autónomos, el ICF ha afectado dinero público para garantizar dinero que fue sustraído ya de las arcas de todos”, señaló el líder del partido Carlos Carrizosa.

La Fiscalía de Barcelona será la encargada de realizar esta investigación. Además, el Ministerio Público ordena archivar la denuncia respecto a las personas aforadas, los cargos de la Generalitat, ya que existe dos denuncias de Vox y Convivencia Cívica Catalana presentadas en el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya contra Aragonès, Giró y la consellera de Presidencia, por lo que corresponde a este órgano judicial, tal y como establece la normativa, decidir si abre una investigación.

Por estos avales, Cs también pidió la comparecencia en el Parlament del consejero delegado del ICF, Víctor Guardiola, y deel responsable del voto de calidad que decidió el aval a los ex altos cargos, el presidente de la Junta de dicho Instituto, Albert Castellanos. La semana pasada el ICF formalizó la entrega del aval para cubrir las fianzas exigidas a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Artur Mas, junto a una treintena de ex altos cargos de la Generalitat. Lo hizo después de que Pere Aragonès y el consejero de Economía, Jaume Giró, acordaran comprometer al banco público de la Generalitat en la operación, pese a las reticencias de su cúpula directiva.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: