September 21, 2021

Indemnizan con 8.000 euros a una limpiadora por una plaga de chinches en su casa procedentes del hotel donde trabajaba

Papel Una noche en el Joma, probablemente el peor hotel de España

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Social nº4 de Zaragoza que condenó a una cadena hotelera y a la empresa que le prestaba el servicio de limpieza a indemnizar con 8.416 euros a una empleada por falta de seguridad en el trabajo.

Tras detectarse una plaga de chinches en algunas habitaciones del hotel y después de haber sido fumigadas, la empresa encargó a la trabajadora su limpieza sin la debida protección , como llevar la ropa adecuada, lo que hizo que más tarde la plaga se propagara en su propia vivienda.

Tanto el Juzgado de lo Social como el TSJA consideran que la trabajadora debía ser indemnizada “por los daños y perjuicios ocasionados”, ante la “falta de medidas de seguridad” del hotel. La sentencia ha sido declarada firme y, por tanto, no es susceptible de recurso alguno.

El tribunal consideró probado que la denunciante, contratada desde 2016, recibió el encargo en septiembre de 2019 de limpiar los productos químicos empleados por los fumigadores, principalmente polvos, para hacer frente a la plaga de chinches.

Recuerda que, en agosto de 2019, el hotel detectó una plaga de chinches que afectaba a varias de sus habitaciones, cerró dichas estancias y procedió a su fumigación con productos insecticidas.

Tras el tratamiento contra la plaga, el hotel ordenó a la trabajadora que limpiase las habitaciones fumigadas, sin dotar a esta de la protección adecuada: mono desechable, calzas ajustables al pantalón, guantes desechables.

Ante la falta de medidas preventivas, la trabajadora se vio en la obligación de llevar a cabo la tarea de limpieza con el vestuario y herramientas habituales, por lo que terminó trasladando la propagación de los insectos a su propia vivienda.

Para ello, empleó el uniforme y medios habituales utilizados para su labor cotidiana, y unos días después verificó la existencia de una plaga de chinches en la casa en la que vivía con su marido y un hijo de ambos.

La mujer, representada por el letrado zaragozano Julián Mérida desde el Departamento Laboral de Durán & Durán Abogados, tuvo que fumigar a su cargo su propia casa y cambiar el parqué de su domicilio así como la ropa de cama de las habitaciones del matrimonio y de su hijo.

El tribunal recogió la tesis del citado abogado al resaltar en los fundamentos jurídicos de la sentencia que no existió “coordinación empresarial alguna entre la cadena hotelera y la empresa de limpieza en cuanto a la prevención de riesgos laborales y la vigilancia de las condiciones de seguridad necesarias para evitar afectaciones al personal de limpieza”.

Sostiene que la falta en materia preventiva por parte del hotel ha ocasionado que la trabajadora trasladara de manera involuntaria los insectos desde las habitaciones del hotel a su domicilio, ocasionándole daños materiales y personales. En febrero del año pasado sufrió una crisis de ansiedad al descubrir de nuevo chinches en su vivienda.

La Sala de lo Social del TSJA ha desestimado el recurso presentado por una de las empresas condenadas, confirmando así la primera la sentencia.

La sentencia demuestra que las citadas empresas han incumplido el deber de protección de la salud de sus trabajadores al no dotar a la empleada de los medios de protección adecuados para desarrollar la limpieza en habitaciones infectadas de chiches.

Por eso, las condena solidariamente a ambas entidades al resarcimiento de daños y perjuicios ocasionados a la trabajadora.

El TSJA modifica la cantidad de la indemnización que en la primera sentencia era de 7.216,45 euros y la eleva a 8.416,46 euros.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: