August 1, 2021

Las estrellas (del espacio y de Hollywood), segundo objetivo del viaje de Pedro Sánchez a EEUU

Viaje Grandes fondos de Estados Unidos transmiten a Pedro Sánchez su inquietud por la reforma laboral Gobierno Pedro Sánchez: “Soy un político que cumple; la oposición sólo grita”

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo ayer los 4.000 kilómetros que separan Wall Street de Hollywood (más o menos, la distancia que hay entre Madrid y Bagdad) para continuar hoy la segunda etapa de su gira empresarial estadounidense. Una visita que hoy se concentra en dos de las instituciones más icónicas de la primera potencia mundial: la NASA y Hollywood, aunque sin olvidar una clara referencia a la presencia del idioma español en una parte de Estados UnidosCalifornia y, en general, el suroeste del país- que es, en realidad, tan o más española que anglosajona.

El objetivo fundamental es atraer producciones audiovisuales a España, un objetivo estratégico del Gobierno, que estima que este tipo de proyectos son grandes generadores de empleos y, además, provocan el nacimiento de una industria auxiliar en sectores de rápido crecimiento, con un componente tecnológico importante y que forman parte de la llamada economía creativa que está creciendo en todo el mundo, como los videojuegos. El sector ha sido uno de los grandes beneficiados del Covid-19, que ha acelerado la transición de las salas de cine a la televisión, la tableta, el ordenador y el teléfono. Todas las grandes productoras de EEUU ya cobran por sus contenidos en streaming.

Para ello, el presidente se va a reunir con los máximos responsables del área de producción de las mayores empresas audiovisuales del mundo: Disney -el mayor estudio de Hollywood-, HBO y Warner -ambos pertenecientes a la misma empresa, AT&T, y vinculados además a otro gigante, Discovery-, Amazon, Paramount, y Apple, que produce series y videojuegos que distribuye a través de sus dispositivos. El encuentro ha sido organizado por la patronal del sector, la Motion Pictures Association, uno de los lobbies más influyentes de EEUU. La única grande que falta es Comcast, dueña de Universal y de la cadena de televisión NBC, a una de cuyas marcas, MSNBC, Sánchez dio el miércoles una entrevista.

Se trata, además, de un sector que está en plena fiebre de fusiones y adquisiciones. Amazon anunció en mayo la adquisición de Metro Goldwin Mayer por 8.000 millones de dólares (6.800 millones de euros), aunque es posible que el Gobierno de Biden trate de bloquear la operación sobre la base de que la empresa de Jeff Bezos tiene ya una posición dominante en otros mercados, con lo que la compra podría acabar en los tribunales. Una semana antes, AT&T anunció en mayo la venta del 29% de TimeWarner, que había comprado por 85.000 millones de euros, a Discovery Communications. La siguiente productora en ser adquirida podría ser Paramount.

Las otras estrellas – las de la NASA – giran en torno al Jet Propulsion Laboratory (Laboratorio para la Propulsión a Reacción o, por sus siglas en inglés, JPL), en Pasadena. El presidente español visitará las instalaciones, en las que se construyeron y desde las que se manejan los todoterrenos espaciales Curiosity – que lleva más de una década rodando por Marte – y Perseverance – que aterrizó en ese planeta en febrero -. Desde este centro también se dirige una gran flota de satélites que orbitan alrededor de la Tierra y que se dedican fundamentalmente a monitorizar los niveles del mar, la humedad en los suelos del planeta o la concentración de carbono en la atmosfera.

Aunque no es muy conocido, el JPL juega un papel central en las investigaciones científicas de la NASA. Es una institución gestionada por el Instituto Tecnológico de California -conocido coloquialmente como Caltech-, una de las universidades politécnicas más importantes de EEUU. Y, como han recordado sus portavoces a EL MUNDO, también tiene alguna relación con España. Por un lado, el Curiosity y el Rover llevan instrumentos españoles -MEDA y REMS, respectivamente- para estudiar la atmosfera marciana. El JPL también coordina la Deep Space Network (Red del Espacio Profundo), una red de tres antenas situadas en Madrid, Australia y California para comunicarse con naves espaciales situadas más allá de la Luna. En el JPL, como se le conoce en EEUU, el presidente español se reunirá con científicos españoles que trabajan allí.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: