August 4, 2021

La ANC recurre al epicentro de la violencia separatista para reactivar la Diada

El independentismo apelará al espíritu de la batalla de Urquinaona -epicentro de las protestas violentas contra la sentencia del procés- para resucitar la Diada, que lleva dos ediciones languideciendo víctima de la desunión separatista y de las restricciones asociadas a la pandemia.

La ANC ha ideado un 11 de septiembre con vocación multitudinaria para reflotar una protesta que en 2019 -antes de que irrumpiera el virus- reunió a 600.000 manifestantes tras perder 400.000 respecto a la edición anterior y que en 2020 congregó a 60.000 con el beneplácito del Govern, cuando ni un solo catalán había sido vacunado.

La entidad presidida por Elisenda Paluzie ambiciona convertir la próxima edición de la Diada en una suerte de jornada de resurrección, impulsada por la excarcelación de los presos independentistas. El escenario elegido favorecerá el objetivo de la ANC. La manifestación -que discurrirá bajo el lema «Luchemos y ganemos la independencia»- partirá de la plaza Urquinaona. Oficialmente, la entidad secesionista alega que lo hará desde ese lugar porque allí se encuentra el monumento al mártir independentista Rafael de Casanova, pero a nadie se le escapa la carga simbólica que la céntrica plaza barcelonesa adquirió cuando los alborotadores asentaron sus barricadas en ese punto de la capital catalana para protestar contra la condena de los organizadores del 1-O.

El resto del recorrido tampoco es casual. La masa avanzará por Via Laietana, donde se encuentra la Jefatura Superior de la Policía Nacional, otro de los ya tradicionales objetivos de la violencia independentista y, desde allí, se encaminará al Parlament. Y es que la ANC no sólo persigue reactivar los ataques al Estado y sus instituciones, sino recuperar la presión contra elGovern para que abandone el diálogo con el Estado y privilegie la vuelta a la vía unilateral.

«Queremos activar al movimiento popular para presionar al frente institucional. La independencia, por su naturaleza, es un acto unilateral. Es posible y necesaria», ha proclamado Paluzie, para quien debe aplicarse el resultado del 1-O en lugar de negociar un nuevo referéndum independentista.

La ANC plantea la Diada como una enmienda a la totalidad a la mesa de negociación entre el Gobierno y la Generalitat, pues no cree que el foro vaya a ofrecer resultados. Pere Aragonès, no obstante, intentará usar la presión callejera en su favor para advertir a Pedro Sánchez de que la amnistía y el referéndum son condiciones irrenunciables para resolver el «conflicto catalán».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: