August 2, 2021

Vox y Ciudadanos presentan ante el Supremo sus recursos para tumbar los indultos y piden que vuelvan a prisión como medida cautelar

Cataluña Los indultados capitanearán el ‘procés’ pese a la inhabilitación Cataluña Siete ‘mantras’ del independentismo que el Gobierno asume para justificar sus indultos

Tumbar los indultos y que los líderes del procés vuelvan a la cárcel. Con ese objetivo, Vox y Ciudadanos han presentado este jueves sendos recursos ante el Tribunal Supremo para que se revise y se anule la medida de gracia concedida el pasado martes por el Gobierno. En opinión de ambos fue un “acto arbitrario” desde el punto de vista jurídico e “indigno” desde el punto de vista político. Además, reclaman como medida cautelar que los dirigentes independentistas regresen a prisión mientras el Alto Tribunal toma su decisión.

“Hoy denunciamos el acto de traición del Gobierno y de todo el Consejo de Ministros”, ha señalado Santiago Abascal, que ha acudido al Alto Tribunal arropado con todos sus primeros espadas, con quienes ha lanzado esta advertencia a los independentistas. “Si ellos lo vuelven a hacer, nosotros también y los volveremos a sentar en el banquillo”.

Por su parte, Inés Arrimadas, que también ha estado acompañada por la plana mayor de su formación, ha asegurado que los indultos con el resultado de un “pacto infame” de Sánchez con Junqueras y Otegi para aprobar los Presupuestos y “permanecer en La Moncloa”.

Respecto al recurso de Vox, Abascal ha recordado que su partido fue el único que se personó en dicho proceso y que tiene toda la legitimidad para levantar la voz. Mientras se resuelven sus alegaciones, ha solicitado como medida cautelarísima que se suspendan los indultos.

Abascal ha detallado que además de este recurso, su formación seguirá dando pasos tanto en el plano judicial como político para “hacer frente a la rendición del Gobierno e Pedro Sánchez”. No tiene dudas de que el Alto Tribunal admitirá su personación. Y ha anunciado que el siguiente paso será actuar contra todos los integrantes del Consejo de Ministros.

En su escrito, los juristas de Vox, liderados por Macarena Olona y Marta Castro, cuestionan el procedimiento completo de la concesión del indulto. Y hacen suyos los argumentos esgrimidos por el propio Supremo, tribunal sentenciador, en contra de las medidas de gracia acordadas por el Consejo de Ministros. Entiende que no existe arrepentimiento, ni seguridad de que no se vayan a llevar a cabo actuaciones similares por parte de los condenados. En sus escritos, incluso, incluyen también como los indultados realizaron declaraciones públicas al salir de prisión, anunciando la firmeza y convicción en sus actuaciones y sus intenciones de seguir la misma línea de actuación.

“Hay una voluntad declarada de volver a hacer lo mismo que hicieron. Ya lo han dicho, volveremos a hacerlo. Y nosotros estamos aquí para decir que también lo volveremos a hacer que les volveremos a sentar en el banquillo y que acabarán en prisión de nuevo si atacan la legalidad constitucional”, ha asegurado Abascal.

“Estos indultos se han producido sin ser solicitados, no hay una petición de perdón por parte de los condenados, no hay propósito de enmienda. Nos han dicho que volverán a hacer”, incidió junto a Javier Ortega Smith, Macarena Olona, Iván Espinosa de los Monteros, Marta Castro, Ignacio Garriga, Jorge Buxadé y Juan Cremades. Con ellos se concentraron también seguidores de la formación para respaldar a sus líderes.

Inés Arrimadas y Edmundo Bal, de Ciudadanos.J.P. GandulEFE

Una hora y media antes estuvo Ciudadanos frente al Supremo. A diferencia de Vox, que se persona como partido, Ciudadanos lo ha hecho a título individual en las personas físicas de Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa y José María Espejo, que en 2017 eran diputados en el Parlament.

El partido naranja considera que están “legitimadas” para poder interponer este recurso en base a que el Tribunal Constitucional ya las reconoció como personas directamente perjudicadas por el procés, porque resolvió a su favor el recurso de amparo que presentaron cuando el independentismo atropelló sus derechos como diputados.

Es por eso que el recurso es a título individual y no como formación política. De esta forma, Ciudadanos confía en dar una justificación clara de que son parte “legitimada” para recurrir los indultos, frente a las dudas jurídicas que sobrevolaban sobre su capacidad para personarse. Igual que le sucede al PP.

Según ha explicado Edmundo Bal, los hechos que se les perdonan a los condenados, como la tramitación de las leyes de desconexión para la independencia de Cataluña, y que justificaron luego el delito de sedición, fueron los que propiciaron el recurso de Arrimadas ante el Constitucional. “Sus derechos a la participación política fueron violentados”, ha dicho en declaraciones ante el Tribunal Supremo. Por lo que es parte ofendida y perjudicada directamente por ese delito.

En el recurso de los dirigentes de Cs se piden medidas cautelarísimas y cautelares para que vuelvan a la cárcel mientras dure la tramitación porque consideran que hay un “peligro” para la sociedad española. Por un lado, porque se pueden fugar, como ya hizo Puigdemont, y, por otro lado, por el riesgo de “reiteración delictiva”, que se justifica en las amenazas de que lo volverán a hacer.

En declaraciones a los medios, Arrimadas ha denunciado que si bien en España “no se mete a nadie en la cárcel por sus ideas”, el Gobierno sí ha demostrado con los indultos que sí “se saca a la gente” de prisión “por sus ideas”.

Es algo que Arrimadas considera “lamentable” e “infame” y que, según ha explicado, es consecuencia de que Sánchez necesita los votos de los independentistas para su supervivencia política en el Congreso. “No son útiles para la convivencia”, ha rebatido, “sino para Sánchez”.

Los recursos se han recibido con “gravedad” en el seno del Gobierno, donde se ha lamentado que la derecha aproveche siempre el cauce judicial para resolver asuntos políticos.

“No podemos dirimir la política en sede judicial”, ha denunciado este jueves la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que esperaba esta reacción por parte de la oposición: “No nos sorprende”.

La estrategia del Ejecutivo pasa por abordar, una vez concedidos los indultos, las relaciones con el independentismo a través de la vía del diálogo y la convivencia política, algo que se quiso escenificar ya este miércoles en el Congreso de los Diputados, durante la Sesión de Control.

“El presidente se sometió a las preguntas de los grupos parlamentarios, por lo que pudimos explicar, con nuestro respeto al que no lo comparta, cuáles son los argumentos y los motivos que han llevado al Gobierno a aprobar los indultos”, ha explicado Montero.

La postura del Ejecutivo es de tranquilidad por cómo se han gestionado y justificado los indultos, y lo único que “inquieta”, ha admitido su portavoz, es que haya formaciones políticas que han gobernado en nuestro país -en referencia al Partido Popular- “que siempre recurran a la judicialización cuando pierde o no está en condiciones de ganar los debates políticos”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: