August 2, 2021

Tenerife: hallan otras dos botellas de oxígeno de Tomás Gimeno en la zona en la que estuvo tras lastrar a sus hijas

Crónica El relato del hallazgo de Olivia desde dentro del barco Ángeles Alvariño Investigación Un nuevo registro en la casa de Tomás Gimeno en Tenerife no halló sedantes ni calmantes

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño ha encontrado otras dos botellas de oxígeno, esta vez de pequeña autonomía, en la zona donde se busca a Tomás Gimeno, según han informado a este periódico fuentes de la investigación. Los dos utensilios pertenecen a Gimeno.

Se trata, precisan las mismas fuentes, de unos envases del tamaño de una botella de agua de medio litro, y que fueron concebidos en sus inicios para situaciones de emergencias acuáticas que requerían una pequeña cantidad de aire extra. En las inmersiones, dan un aire adicional de tres minutos.

Los investigadores buscan el cinturón de plomo con el que intuyen que pudo hundirse.

Gimeno practicaba submarinismo y era habitual que las llevara en su lancha. El número de serie coincide con el de la botella de oxígeno – de grandes dimensiones- que el buque encontró el día 7 de junio junto a una funda nórdica y que, según sospechan los investigadores, usó para lastrar a Anna y Olivia.

El radio de búsqueda se mantiene en la zona en la que se geolocaliza la última señal del móvil de Giemno a las 2.07 de la madrugada del día 28 de abril. Una zona 20 kilómetros más lejos de la que, presuntamente, lanzó a sus hijas al fondo marino.

El buque oceanográfico recuperó el pasado 10 de junio el cuerpo de Olivia, de seis años. Encontró dos bolsas de deporte, una de ellas rota y vacía y la otra conteniendo el cuerpo sin vida de Olivia.

Días antes, el 7 de junio, el robot marino del buque había recuperado una botella de oxígeno y una manta en la zona donde se buscaba a las niñas desaparecidas.

En las últimas horas, el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, había pedido no perder la esperanza de que se encontraran más indicios o pruebas que señalen “algo más” respecto a Anna y Tomás Gimeno, indicando que había que esperar al trabajo que está realizando el buque oceanográfico.

El barco ha tenido que realizar una parada técnica en el puerto de Santa Cruz de Tenerife como consecuencia del mal estado del mar y el fuerte viento que afecta a la zona de búsqueda de Anna y su padre.

Sobre las posibilidades de encontrar los restos, el delegado incidió en que no se puede hablar de probabilidades. “Era ya difícil encontrar indicios y se encontró a Olivia, algo que era inédito. Será extraordinario si se encuentra algo más”, comentó Pestana.

Pestana señaló que el buque oceanográfico seguirá buscando a Anna y Tomás hasta que el Ministerio de Ciencia e Innovación decida que deben finalizar los rastreos para que el barco pueda sumarse a las labores propias del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

El delegado señaló que el barco sigue rastreando la zona donde se perdió la señal del móvil de Tomás y donde apareció su lancha gracias a una tercera prórroga “muy ampliada”, y quiso poner en valor el trabajo realizado por el buque y el “extraordinario” compromiso que ha tenido su tripulación con este caso.

Por otro lado, informó que la Guardia Civil está estudiando otros medios que puedan sustituir al Ángeles Alvariño y las propuestas que hay en el mercado y los recursos públicos disponibles. Se pretende que sea un submarino que sea capaz de rastrear profundidades que oscilan entre los 1.000 y 1.500 metros, además en una zona que no es fácil para cualquier instrumento de los que hay en el mercado y estén disponibles, apuntó Pestana.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: