September 18, 2021

Mercedes reanuda el lunes su producción en Vitoria pero activará un ERTE por la crisis de los semiconductores

Las dificultades para adquirir semiconductores en el mercado internacional van a obligar a la planta de Mercedes a preparar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y reducir sus previsiones de fabricación en 2021. La dirección de la planta ha comunicado a su plantilla la “necesidad de abrir un periodo de consultas” con los representantes de los trabajadores para activar esta reducción del empleo temporal cuando la fábrica está parada durante toda la semana por la falta de suministros. Mercedes reanudará su actividad el próximo lunes pero teme que sus medidas de flexibilidad serán insuficientes ante la crisis mundial de semiconductores que sufre especialmente el sector del automóvil.

La dirección de Mercedes activará el lunes su planta en Vitoria tras una semana parada, la fábrica más grande de Euskadi con 5.000 operarios y una cadena de proveedores que da trabajo a otros 30.000 empleos. Sin embargo, la buena noticia por la reanudación de la actividad se ve empañada por la incertidumbre que generan las dificultades para asegurar la cadena de suministros de semiconductores para sus furgonetas. En la actualidad, unos 5.000 vehículos ya fabricados esperan en las campas de aparcamiento de la planta de Vitoria para que les instalen estos componentes. La falta de semiconductores obligó a Mercedes a parar durante una semana su producción en Vitoria, una medida sin perjuicio para los trabajadores al contar con una bolsa de días disponibles que forma parte de las medidas de flexibilidad incluidas en su convenio colectivo.

“Nos vemos abocados a tomar esta decisión, al igual que el resto de constructores de automóviles, basándonos en la escasez de semiconductores en el mercado mundial”, advierte la dirección en la nota remitida esta mañana a sus trabajadores. La planta de Vitoria tenía previsto fabricar 148.000 furgonetas en 2021 y contratar a 400 eventuales durante los meses de verano pero estas previsiones están ahora sujetas a los condicionantes por la falta de unos suministros que también están paralizando la producción de otras fábricas de automóviles como la de SEAT en Martorell y la navarra de Volkswagen.

La decisión de abrir el proceso previo a un ERTE también ha sido comunicada al comité de empresa en una reunión en la que además se aborda cómo reanudar las negociaciones para aprobar un nuevo convenio colectivo. Los representantes de los trabajadores han denunciado públicamente la nula voluntad negociadora de la dirección encabezada por Emilio Titos y ya han anunciado unas movilizaciones solidarias a partir de la próxima semana con la recogida de productos perecederos que donarán al Banco de Alimentos. Los sindicatos denuncian así que Titos les instara a negociar sólo a partir de la propuesta de la dirección con un nítido mensaje: “Son lentejas”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: