June 15, 2021

La Audiencia Nacional investiga al entorno de Puigdemont por su relación con Tsunami Democràtic

Justicia Tres indultados menos: el Supremo da por cumplidas las inhabilitaciones de Vila, Borràs y Mundó por el ‘procés’ Investigación El plan oculto de ERC: Una ‘hoja de ruta’ insta a “debilitar al Estado” en la mesa de negociación antes de la independencia unilateral

La Audiencia Nacional investiga a varios dirigentes independentistas y al entorno más próximo al huido Carles Puigdemont por su relación con el Tsunami Democràtic, el movimiento que instigó las protestas tras la sentencia condenatoria del Supremo sobre el procés.

La lista de investigados en la causa -que está secreta- incluye al jefe de la Oficina de ex president, Josep Lluís Alay, que acompañaba a Puigdemont cuando fue arrestado en Alemania. También al ex conseller y ex secretario de Organización de ERC Xavier Vendrell y al ex portavoz de Convergència David Madí. Les acompaña el empresario de la comunicación Oriol Soler.

Vendrell, Madí y Soler conforman los que se ha considerado como el estado mayor del procés, según los investigadores. Ahora, junto a Alay, se les atribuye la organización de Tsunami Democrátic, que puso en marcha acciones como el bloqueo del acceso al aeropuerto de El Prat o el paso fronterizo de La Junquera.

Tras los incidentes por las condenas del 1-O, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia, Manuel García Castellón, abrió una causa por terrorismo para investigar las actuaciones de Tsunami.

Por su lado, el juzgado número 1 de Barcelona tenía abierta una causa por posible corrupción de Convergència en la Diputación de Barcelona. Esa investigación se extendió y se orientó hace el posible desvío de fondos públicos a Waterloo (Bélgica), donde reside Puigdemont. La causa acabó aproximándose a la de la Audiencia Nacional, hasta que finalmente el juez de Barcelona, Joaquín Aguirre, ha remitido a ese tribunal la información sobre los dirigentes independentistas.

En una providencia fechada el miércoles, el juez indica que se inhibe en favor de la Audiencia Nacional en lo referido a siete investigados y su relación con Tsunami Democràtic. En los próximos días irá remitiendo el material que los investigadores habían recopilado para ese juzgado.

Junto a los cuatro mencionados, el juez deja en manos de la Audiencia lo referido a Jaume Cabaní, al que se atribuyen tareas informáticas y contables en el entorno de Puigdemont en Bélgica. La investigación considera que está detrás de la financiación de Puigdemont en Waterloo. Las otras dos personas son el empresario Josep Campmajó y la militante de ERC Marta Molina, vinculada a las acciones de Tsunami con el apodo de Mandela.

La investigación indica que Molina formaba parte junto a Campmajó del núcleo de confianza de Vendrell. Según informa Efe. El juez de Barcelona detalló en uno de sus autos en el caso Volhov que Molina tenía “responsabilidad” en la organización de acciones de Tsunami, entre ellas las del clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid de diciembre de 2019.

A raíz de las escuchas telefónicas efectuadas por la Guardia Civil durante el año y medio en que la causa ha permanecido en secreto, el juez consideró acreditado que Vendrell ejerció una actividad de “dirección y participación directa” en Tsunami Democràtic. Según el juez, esta función directiva de Vendrell se comprueba en algunas de sus afirmaciones intervenidas como: “Ya enviaré a gente para proteger plaza Urquinaona” o “hemos montado un escenario en la autopista”.

El magistrado considera acreditado el liderazgo de Vendrell en Tsunami, entre otros aspectos, porque el empresario Oriol Soler -que también integró el núcleo duro del 1-O-, le dijo que estaba “a sus órdenes”.

Sobre David Madí, que fue uno de los máximos colaboradores del ex president Artur Mas, el juez apunta que está considerado como uno de los ideólogos de la Crida Nacional per la República, y que en algunas de las conversaciones intervenidas ironizaba con que no sabía quién dirigía Tsunami.

Lo sabía “perfectamente”, según el juez. Así se desprende del análisis de sus comunicaciones, que refleja que sabe quién se encuentra detrás de este movimiento, “colaborando con el mismo para poner el país por los aires añadiendo que las instrucciones son muy precisas”.

De hecho, según el juez, el conocimiento que tiene Madí sobre Tsunami es tal que le comenta a un interlocutor cómo se organizan en tres plataformas: Pícnic per la República, que es clandestino y que “cuando hay una acción, van transmitiendo, ir allí o ir allí”; Tsunami, que es “la cosa grande” y hace ver que es una cosa “diferente” que Pícnic; y Anonymous, que se encarga de la vigilancia.

Para entender “completamente” el papel de Madí en relación a la gestión y conocimiento de las movilizaciones, el juez remarca que advirtió de que durante el clásico de 2019 “pasarían cosas” y que se mostró convencido de que tras la inhabilitación de Torra -a quien insultaba en sus comentarios- no habría “grandes protestas, como “en efecto así ha sido”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: