June 24, 2021

El primer audio de la madre de las niñas de Tenerife: “Para mí es todo un teatro”

Tenerife El robot encuentra una botella de oxígeno y una sábana en la zona donde se busca a las niñas

Horas antes de que las redes sociales se llenaran de velas blancas por Anna y Olivia, las dos niñas desaparecidas desde el 27 de abril en Tenerife a manos de su padre, Tomás Gimeno, su madre, Beatriz Zimmermann, ha compartido su primer mensaje hablado en el que solo desmiente las palabras Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, y portavoz de Beatriz, en el que aseguraba que Beatriz estaba “hundida” tras el hallazgo de una bomba de oxígeno y una sabana, sino que se muestra “positiva” y con fuerzas. Beatriz asegura que queda poco para alguien las reconozca y “nos llame y nos diga que están de camino y bien”.

“Hola, este es un audio para todo el mundo… He visto en las noticias que ponen que estoy derrumbada pero no es así. Estoy más positiva que nunca porque creo que todo esto es un escenario“, explica Beatriz en el audio en el que añade que para ella “todo esto ha sido un teatro montado igual que el Maxicosi en el agua, y todo me parecería muy loco, subir, bajar al barco, bolsas para arriba, bolsas para abajo, cargar móvil…”

“Yo creo que, si se cometiese una locura de ese calibre, tan sumamente loca, sería mucho más rápido y fácil, ¿no?”, afirma Beatriz en su mensaje.

Un audio en el que la madre de Anna y Olivia se muestra convencida de que “todo tiene más sentido de que es una fuga, como yo pensaba en todo momento, y lo que es súper importante en como está todo el mundo colaborando”. En este sentido, Zimmermann está segura de que “queda poco para alguien las reconozca y nos llamen y que nos digan que las niñas están de camino, que están bien”.

En su opinión, si Tomás Gimeno hubiera cometido una locura “tan sumamente grave”, en alusión a que le hubiese hecho daño a las niñas, hubiese sido mucho más rápido y fácil.

Siento que todo el mundo me está apoyando. Siento que las niñas también lo sienten… Cuando aparezcan, que van a aparecer, será gracias a ustedes, a toda esa fuerza junta… Lo vamos a lograr y va a ser algo súper bonito… Gracias a todos por todo el amor que están poniendo”, finaliza el mensaje.

A raíz del hallazgo de la bombona de oxígeno y la sábana, la Guardia Civil confirmó que el Ángeles Alvariño continuará con la búsqueda, al menos, hasta el próximo 14 de junio “por si se pudiera localizar algún indicio más que arroje pistas sobre el paradero de las niñas”.

Y es que al dispositivo se ha sumado el buque oceanográfico del Instituto Español de Oceanografía ‘Ángeles Alvariño’, equipado con un sonar de barrido lateral y un robot submarino, encargado de rastrear el fondo marino en busca de pistas. El buque oceanográfico realiza la inspección marina en la zona donde la lancha de Tomás Gimeno fue encontrada a la deriva, a una milla náutica del Puertito de Güímar.

Su misión es radiografiar el fondo marino con el sonar para tratar de identificar algún objeto extraño y, si es posible, subirlo a la superficie con el robot submarino. En la investigación participan también efectivos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), sumando cada día a más de setenta personas de medios aéreos y marítimos, además de terrestres.

Sobre la investigación pesa el secreto de sumario y ha incluido varios registros en la finca de Tomás Gimeno, situada en Igueste de Candelaria (Tenerife), su lancha y su coche, las últimas ocasiones contando con el apoyo de una unidad canina desplazada desde Madrid.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: