June 23, 2021

El PP insta al Gobierno a poner una Selectividad única: “La dificultad del examen no puede depender del lugar donde viva el alumno”

Educación Arranca la Selectividad más desigual: nueve autonomías permiten examinarse con suspensos y ocho exigen tenerlo todo aprobado La buena educación Pilar del Castillo: “Ya no es tan importante el esfuerzo como que todo el mundo tenga un título”

El Grupo Parlamentario Popular está indignado con la Selectividad que se está celebrando este año. El Gobierno ha abierto la mano hasta el punto de que en la mitad de España unos alumnos pueden presentarse a la prueba de acceso a la Universidad con varios suspensos y en otras no. Considera que este margen que se da a las autonomías “ha ahondado en profundas diferencias, lo que ha provocado la ruptura del principio de igualdad de oportunidades en el acceso a los estudios universitarios de los alumnos españoles”.

Los populares han registrado en el Congreso una proposición de ley en la que piden, por un lado, que el Gobierno derogue el real decreto aprobado el pasado septiembre que permite las diferencias en los suspensos y, por otro, que implante en coordinación con las comunidades autónomas una prueba única de acceso a la Universidad.

Esta prueba única, que han reclamado ya varias comunidades autónomas, tendría unas condiciones básicas fijadas por el Gobierno, previa consulta a los gobiernos regionales y a las universidades. Su objetivo sería facultar para el acceso al sistema universitario pero en condiciones de “equidad” y “de acuerdo con las competencias que la Constitución española atribuye al Estado”.

Argumenta que en 23 países de la UE, entre los que se encuentran Francia, Alemania, Inglaterra, Italia, Portugal o Finlandia hay una prueba única al finalizar el Bachillerato. Es un examen vinculado a la obtención del título que permite “garantizar unos niveles básicos de calidad con los requisitos exigibles a todos los alumnos”, recalca.

“La dificultad del examen no puede depender del lugar donde viva el alumno”, denuncia, poniendo de manifiesto “la distorsión” que supone que, aunque los exámenes “son diferentes en cada comunidad autónoma en contenidos, estructura o criterios de corrección”, las notas exigidas para entrar en las universidades son comunes a todos los alumnos. Esta circunstancia causa preocupación a miles de alumnos, “que se ven en desventaja a la hora de acceder a una titulación respecto a otros, sólo por la comunidad autónoma donde cada uno ha realizado sus exámenes”.

Otra de las ventajas de la prueba única, sostiene el PP, es que serviría para evaluar el conjunto del sistema educativo, algo que ahora no se puede hacer porque no hay indicadores de resultados -más allá de los informes internacionales como PISA o TIMSS– que permitan comparar el desempeño de los alumnos entre unas regiones y otras.

Las CCAA gobernadas por el PP –Madrid, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Murcia– coinciden en que es necesario cambiar el diseño de la evaluación para que haya mayor homogeneidad. Comenzando por Castilla y León, que ha sido la primera en denunciar, hace ya varios años, cómo los alumnos de algunas regiones sacaban muy buenas notas en el examen porque era más fácil mientras que sus estudiantes se quedaban fuera de carreras como Medicina. La Consejería de Castilla y León, que personalmente ha pedido al Ministerio de Educación en varias ocasiones que regulara los cambios en la promoción y la titulación “para que no se diera este escenario de desigualdad”, considera que el decreto de Isabel Celaá es “una dejación de funciones por parte del Gobierno”.

Por eso estas regiones han decidido “cumplir con la ley vigente el pasado curso y también éste”. Es decir, seguir aplicando la Lomce del PP, que choca con lo que dice el real decreto de septiembre. Actualmente rige la Lomloe, pero todo lo referido a los títulos no entra en vigor hasta el curso que viene. La Lomloe permite a los alumnos obtener el título de Bachillerato de forma excepcional con un máximo de un suspenso. Mientras que el real decreto de septiembre no pone límites de asignaturas sin superar. La Lomce, por el contrario, dice que hay que tener todo aprobado en los dos cursos de Bachillerato.

La realidad es que este curso hay regiones, como Baleares, que permiten a los alumnos examinarse de la Selectividad con varios suspensos, mientras que otras como el País Vasco permiten un máximo de un no aprobado. En las del PP se aplica la Lomce y no el real decreto.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: