June 24, 2021

El juez destaca que “la única explicación posible” es que Pablo Iglesias destruyera la tarjeta del móvil de Dina Bousselham

Tribunales El juez rechaza imputar a Pablo Iglesias hasta que la Policía informe sobre la tarjeta del teléfono de Dina Bousselham Hemeroteca El Supremo rechaza abrir causa a Pablo Iglesias y pide al juez Manuel García Castellón que agote la investigación del ‘caso Dina’

El juez Manuel García Castellón insiste en que “la única explicación posible” que justifique los daños en la tarjeta del móvil de su ex asesora Dina Bousselham pasa por que estos se produjeran “mientras estaba en poder de Pablo Iglesias“.

Con este argumento, el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional rechaza el último recurso presentado por Bousselham y defiende que la tarjeta debe ser sometida a un análisis pericial profundo para conocer exactamente qué ocurrió con ese material. “A partir de ahí”, añade el instructor, “desde la provisionalidad del momento procesal en el que nos encontramos, es posible sostener la participación” del ex líder de Podemos, toda vez que “no consta que nadie más entrara en posesión de la tarjeta”.

De esta manera, el denominado ‘caso Dina’, una de las piezas que conforman el caso Villarejo queda pendiente del referido análisis pericial, que debe determinar si la “inoperancia” de esa tarjeta telefónica se debe a un intento de destruirla, motivo por el cual el juez advierte indicios de un delito de daños informáticos.

Cabe recordar que esta causa, que se originó al hallarse una copia de la tarjeta del teléfono de Dina en poder del comisario José Manuel Villarejo, experimentó un vuelco hace ahora casi un año. Tras sospechar inicialmente que la Policía pudo haber organizado una operación para espiar a Bousselham, los investigadores no sólo descartaron esta hipótesis, esgrimida por Iglesias, sino que el juez García Castellón llegó a elevar una exposición razonada ante el Supremo contra el ex vicepresidente del Gobierno por haber simulado en sede judicial unos hechos que jamás tuvieron lugar simplemente para sacar un rédito electoral durante la campaña de 2019.

A día de hoy, queda descartada la existencia de operativo policial alguno después de que se haya acreditado que Villarejo obtuvo esa información porque se la facilitaron unos periodistas. En paralelo, el juez considera que Iglesias, a quien entregó ese material el dueño del Grupo Zeta, Antonio Asensio, lo retuvo y se lo devolvió dañado a su ex asesora.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: