June 24, 2021

El Gobierno andaluz y Vox inician el deshielo tras descartarse el adelanto electoral

Análisis Los puentes no del todo rotos entre Vox y el Gobierno andaluz

El Gobierno andaluz ha emprendido una serie de maniobras para destensar sus relaciones con Vox que, de momento, han tenido una buena acogida entre los -hasta hace una semana- socios parlamentarios, que ya han anunciado que apoyarán algunos de los proyectos pendientes, como la Ley contra el Fraude y la Corrupción o el decreto de ayudas para empresas y autónomos aprobado este martes en el Consejo de Gobierno de la Junta.

Aunque Vox sostiene que el órdago lanzado la semana pasada se mantiene, el discurso de su portavoz, Manuel Gavira, es ahora más conciliador como resultado de los gestos realizados por el PP, pero también ante la determinación mostrada por Juanma Moreno en no adelantar elecciones tal y como reclamaba el partido de Santiago Abascal. Es el PP el que ha asumido el protagonismo en ese ejercicio de deshielo, ya que Ciudadanos se resiste a hacer concesiones, ni siquiera dialécticas, a Vox en una estrategia también de distanciamiento con respectos a los postulados más radicales de Vox.

Manuel Gavira ha explicado en una comparecencia ante los medios de comunicación que el Gobierno andaluz les ha dado trasladado del último decreto de ayudas para empresas y autónomos, lo que ha permitido a Vox “hacer aportaciones y mejorarlo”. “Ése sí es el camino”, ha afirmado el portavoz, quien anuncia que el Ejecutivo de Juanma Moreno volverá a encontrar su apoyo para aquellas propuestas que tengan “la impronta” de Vox.

Como se recordará, el partido de la derecha extrema había negado sus votos a todo aquello que no llevara expresamente su firma. De ahí que se negara a apoyar en la Cámara autonómica el proyecto de reforma de la Ley del Suelo. Sin embargo, tras los contactos de los últimos días, la firma ya no es un requisito indispensable, pero sí la “influencia” de Vox. Y el reconocimiento expreso por parte del Gobierno andaluz. Así lo hizo este martes, por ejemplo, la consejera de Empleo, Rocío Blanco (Cs), cuando citó expresamente a Vox como responsable de que el último decreto de ayudas por Covid haya incorporado como beneficiarios a los feriantes, con un guiño que si duda responde a las demandas de Vox.

En el caso de la Ley contra el Fraude y la Corrupción, Manuel Gavira ha garantizado el apoyo de su grupo y recordardo que el proyecto se encuentra en una fase avanzada de la tramitación, por lo que ya no caben las enmiendas a la totalidad como la que prosperó contra la Ley del Suelo. De hecho, Gavira reconoció que, de la treintena de enmiendas presentada por su grupo al texto, el Gobierno había admitido “al menos 25”, lo que es suficiente para hacerse merecedora del apoyo de Vox.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha negado por activa y por pasiva que vaya a adelantar las elecciones. Su consejero de Presidencia, Elías Bendodo, llegó el lunes a ponerle fecha a la convocatoria electoral (27 de noviembre de 2002) para intentar zanjar definitivamente el debate, apuntando a que se agotará hasta sus últimas consecuencias la legislatura. Y, si no hay perspectiva de adelanto, el partido de Santiago Abascal se arriesga a que su maniobra de desgaste contra la coalición PP-Cs acabe pasándole factura.

Como ya publicó este periódico, los primeros contactos para destensar el ambiente entre el Gobierno andaluz y Vox se produjeron el mismo jueves, tras el pleno que había consumado la ruptura. Allí, los diputados de Vox se lamentaron de la falta de comunicación con el Gobierno andaluz y del “ninguneo” permanente a su grupo parlamentario.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: