June 15, 2021

Podemos intenta arrebatar a Errejón la bandera de la salud mental anunciando una ley para después del verano

Política Irene Montero se compromete a que el derecho al aborto se ejerza de forma “segura, pública y gratuita” en todas las CCAA Congreso Podemos se alinea con el separatismo para instar al Gobierno a hablar de la “amnistía” en plena polémica por los indultos

Unidas Podemos tiene previsto llevar al Congreso de los Diputados una proposición de ley de Salud Mental después del verano que reconozca el derecho a una atención integral, no discriminatoria, rápida y respetuosa con los deseos y opiniones del paciente.

La formación, miembro del Gobierno de coalición y responsable precisamente del Ministerio de Asuntos Sociales, renuncia de momento a registrar su iniciativa en la Cámara aunque anticipa su intención de hacerlo arrebatando así a Más País la bandera que levantó Íñigo Errejón a la vista de los graves efectos que el confinamiento y la pandemia han tenido sobre la salud mental de la población.

Unidas Podemos ya presentó en febrero de 2019 una proposición de Ley de Salud Mental que decayó al anticiparse el fin de la legislatura. El texto que ahora pretende someter a debate de colectivos sociales y partidos es prácticamente el mismo aunque incluye un capítulo dedicado a afrontar las consecuencias de la pandemia de Covid-19.

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha insistido en el Congreso en el convencimiento de su formación de que “la pobreza y la precariedad son condicionantes principales de la salud mental” y en ese sentido ha hecho hincapié en que el “escudo social” desplegado por el Ejecutivo de coalición constituye una política clave de “prevención” que anima a su partido a “seguir trabajando para que se cumpla hasta el último punto del acuerdo de Gobierno”.

La propuesta de la formación morada -presentada este lunes por Echenique y la portavoz de Sanidad de Unidas Podemos en el Congreso, Rosa Medel-gira en torno a dos planteamientos esenciales: el aumento de recursos humanos dedicados a preservar la salud mental de la población de manera que los ratios de psiquiatras, psicólogos y enfermeros de salud mental se aproximen a los niveles europeos en un plazo máximo de cuatro años y el establecimiento de tiempos de acceso a los servicios y prestaciones para los pacientes.

Así, entre los objetivos se encuentra el de concretar y garantizar “un tiempo máximo” para el acceso a las prestaciones y servicios de la salud. Tal y como se explica en el proyecto de ley, estos criterios los determinarán las comunidades autónomas tras la aprobación de un real decreto.

El texto también pretende hacer una apuesta decidida por la prevención aprobando programas específicos y la obligación de las empresas de proteger la salud mental de sus trabajadores. Este punto se pretende cumplir a través de la modificación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con la introducción de un nuevo apartado.

“El empresario adoptará las medidas de prevención, vigilancia y control necesarias para garantizar la protección de la salud mental de las personas trabajadoras, la efectividad del derecho a la desconexión digital, la promoción de un ambiente agradable de trabajo y el mantenimiento del bienestar emocional de las personas trabajadoras”, se detalla en la propuesta redactada por Unidas Podemos.

También, con tal de aproximar España a las cifras europeas, la formación apuesta por aumentar las ratios de los profesionales de la salud mental.

Así, tal y como se concreta en la proposición de ley, Unidas Podemos considera que el Sistema Nacional de Salud debe contar, por lo menos, con 18 psiquiatras, 18 psicólogos clínicos y 23 enfermeros especialistas de salud mental por cada 100.000 habitantes.

Asimismo, Unidas Podemos plantea la creación de nuevos organismos para abordar de manera más eficiente la salud mental. Como órgano colegiado adscrito al Ministerio de Sanidad, los morados quieren abrir el Centro Estatal de Salud Mental, que se encargará del “asesoramiento técnico y la evaluación de las actuaciones públicas en materia de la salud mental en los ámbitos estatal y autonómico”.

Del mismo modo, el texto diversos colectivos relacionados con el cuidado de la salud mental conformarían el Consejo de Participación de Salud Mental, y cada autonomía contaría con la figura de la Defensoría del Paciente con problemas de salud mental.

Este organismo se ocuparía, entre otras funciones, de “velar por la garantía de los derechos humanos de las personas con problemas de salud mental”, así como de supervisar y valorar tanto las estructuras como la calidad prestada por los servicios que se dediquen al cuidado de la salud mental.

El Ministerio de Sanidad, por su parte, desarrollaría, según se propone en el texto, la Estrategia Española de Salud Mental, con la que se espera “planificar y coordinar” las actuaciones públicas en materia salud mental. Las autonomías, se añade, podrían “aprobar estrategias y planes de salud mental en el ámbito de sus competencias”.

Como novedad respecto a la propuesta presentada por Unidas Podemos en 2019, en esta ocasión se ha redactado un capítulo específico dedicado a la atención a las personas afectadas por la crisis del coronavirus.

En este apartado se desarrolla que las autoridades sanitarias elaborarán programas y estudios para identificar “patologías en salud mental derivadas de la pandemia” de coronavirus.

Tras esto, el objetivo de Unidas Podemos es que se diseñen protocolos de formación para identificar síntomas derivados de la pandemia y, posteriormente, “facilitar los medios adecuados” para que los afectados reciban una atención integral.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: