June 20, 2021

La Fiscalía pide al Supremo revocar los toques de queda y la limitación de reuniones en domicilios: “Finalizado el estado de alarma no caben medidas de excepción”

Directo Última hora sobre el coronavirus Tribunales El Supremo concluye que las leyes sanitarias permiten confinamientos “puntuales” sin necesidad del estado de alarma

La Fiscalía ha pedido al Tribunal Supremo que establezca que, sin la cobertura del estado de alarma, las comunidades autónomas no pueden establecer toques de queda. El recurso de casación solicita también que se declare que la limitación del número de personas que puede reunirse en domicilios tampoco cuenta con cobertura legal en la normativa sanitaria y sólo cabe con la legislación de excepción.

La premura que la ley impone a este tipo de recursos sobre limitación general de derechos fundamentales supone que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo deberá que pronunciarse a inicios de esta semana. El toque de queda está vigente en Baleares y la Comunidad Valenciana, así como en algunos municipios de Galicia. En cuanto a las reuniones en domicilios, hay restricciones en Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Galicia, Extremadura y Canarias.

“La medida del toque de queda no puede adoptarse por una Comunidad Autónoma fuera de la cobertura del estado de alarma decretado por el Gobierno de la Nación, y convalidado en su caso por el Congreso de los Diputados, pues ello supondría una violación del derecho fundamental a la libre circulación”, afirma el recurso presentado contra el decreto del Gobierno balear que prorrogaba la limitación de movimientos entre medianoche y las seis de la mañana.

El punto de partida de la Fiscalía es el propio decreto del Gobierno central que activó el estado de alarma. Si se aprobó para poder imponer ciertas restricciones de derechos, supone que esas limitaciones no pueden establecer por otra vía, en particular por las tres leyes sanitarias que están empleando las CCAA para establecer sus restricciones concluida la vigencia del decreto.

Para el toque de queda, el estado de alarma es “indispensable”, puesto que esa restricción “no está suficientemente establecida con la legislación sanitaria” estatal o autonómica.

“La posición de este Ministerio […] es que parece razonable asumir como criterio orientativo general que las medidas recogidas y reguladas en el Real Decreto de Estado de Alarma […] constituyen un límite objetivo y competencial a la aplicación de la legislación ordinaria común. En consecuencia, una vez finalizado el estado de alarma no cabe adoptar, con arreglo a dicha legislación sanitaria, medidas de carácter preventivo general (es decir, sin destinatarios identificados individualmente) que, por su naturaleza similar o por el modo en que afectan a los mismos derechos fundamentales, resulten equivalentes a dichas medidas de excepción”.

El recurso añade que la Ley Orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública “tan sólo autoriza” a las autonomías a adoptar “medidas concretas de control de enfermos y personas relacionadas con ellos, sin que pueda decretar medidas que impliquen privación a gran escala de la libertad deambulatoria nocturna de un grupo indiferenciado de personas”.

Incluso en el caso de que el Supremo discrepara y considerara que la normativa sanitaria si abre la puerta a los toques de queda, la Fiscalía pide revocar la medida, puesto que tampoco superaría el siguiente filtro: que la medida sea proporcionada a los fines que pretende. En su opinión, hay medidas menos gravosas con las que actuar.

“En conclusión solicitamos un pronunciamiento expreso de esta Excma. Sala que manifieste que para la adopción de una restricción de la movilidad nocturna toque de queda por parte de una Comunidad Autónoma es preciso la previa declaración del estado de alarma que así autorice tal medida excepcional”.

Se trata de la primera vez que la Fiscalía se pronuncia sobre el toque de queda ante el Supremo. El recurso supone que el Ministerio Público opta finalmente por un criterio concreto, después de mantener durante semanas posiciones contradictorias según las comunidad autónoma. El recurso se interpone contra el acuerdo del Gobierno balear. En la Comunidad Valenciana, sin embargo, la Fiscalía había respaldado que sí se podían establecer toques de queda.

Los mismos argumentos del toque de queda sirven según la Fiscalía para sostener que no es posible limitar el número de personas que pueden reunirse en espacios privados, en particular en domicilios.

La limitación de las reuniones familiares y sociales en espacios privados afecta al derecho constitucional a la intimidad personal y familiar y a la inviolabilidad del domicilio consagrados en [la Constitución], y por los mismos razonamientos expuestos en el apartado anterior entendemos que debe contar con la cobertura legal del “Derecho de excepción” (del estado de alarma) al tratarse de una limitación sustancial de un derecho fundamental”.

Refuerza sus argumentos recordando el “polémico” acceso de la Policía en Madrid, sin autorización judicial, a un piso en el que se estaba celebrando una fiesta que infringí las normas del estado de alarma.

“No se nos oculta la dificultad, cuando no imposibilidad real, de un control administrativo efectivo del cumplimiento de esta medida. Piénsese en el polémico acceso de la Policía a un domicilio particular para comprobar el aforo del mismo, cuando su titular no accede voluntariamente al mismo”.

El recurso supone el tercer pronunciamiento de la Fiscalía sobre las posibilidad de las CCAA de restringir derechos amparándose en la normativa sanitaria. Es el primero que alcanza a la materia del toque de queda y de reuniones privadas. Los anteriores afectaban a la posibilidad de establecer confinamientos perimetrales.

El Supremo concluyó, en coincidencia con la Fiscalía, que estos confinamientos tenían amparo en las leyes sanitarias siempre que fueran limitados y proporcionados. No cabían, por tanto, confinamientos provinciales o autonómicos. Ahora el Supremo deberá pronunciarse sobre si caben toques de queda y, si la respuesta es afirmativa, estos pueden alcanzar comunidades autonomías enteras o deben ser, como los confinamientos perimetrales, más “localizados”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: