June 23, 2021

La Policía Nacional denuncia a siete médicos residentes por celebrar una fiesta ilegal en un hospital de Zaragoza

La Policía Nacional ha denunciado a siete médicos residentes del hospital Miguel Servet de Zaragoza por realizar, supuestamente, una fiesta ilegal dentro de las instalaciones. A su vez, el centro hospitalario ha abierto una investigación, con el correspondiente expediente a los implicados, para esclarecer los hechos ocurridos la pasada noche en una sala de la planta cuarta.

Desde el exterior del hospital se veían las luces que salían de una sala, acudió la Policía que procedió a presentar una denuncia, se cree que por superar el número permitido de personas.

Los residentes estaban fuera de servicio, por lo que no se encontraban de guardia hospitalaria. En un vídeo que circula por las redes sociales se observan luces de colores desde la ventana de una de las salas del edificio.

Según los sindicatos sanitarios, se trataría de una reunión de despedida, que tuvo lugar cerca de un espacio reservado a covid. Han rechazado los hechos que, en su opinión, “ponen en peligro la reputación de los profesionales”.

Delia Lizana, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC.OO. en declaraciones que este martes publica Heraldo.es, “el hospital entero está contra esta actuación porque desmejora en mucho todo el trabajo que se está haciendo”, tras más de un año volcado en la lucha contra la pandemia: “Nos sumamos a la junta de personal pidiendo explicaciones a la gerencia por la irresponsabilidad y hasta dónde conocía en centro esta situación que esperamos sea puntual”.

Por su parte, Elena Lahoz, secretaria del sector de Sanidad de UGT, rechazó con contundencia estas conductas:“No se deben permitir ni tolerar porque ponen en entredicho el trabajo de otros profesionales que se merecen un respeto”.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha condenado este miércoles la fiesta de varios sanitarios en una sala del hospital Miguel Servet. En declaraciones a los medios, ha dicho que “es un hecho lamentable, pero puntual. En ningún caso es esta la actitud del personal sanitario, sino que es una infracción de unas pocas personas”.

Repollés ha añadido que “no es justificable desde un punto de vista de que sean residentes, porque son sanitarios ante todo. Ya hemos iniciado los expedientes sancionadores correspondientes”.

También el Colegio de Médicos de Zaragoza ha lamentado y condenado este miércoles los hechos y ha informado de que va a convocar a su Comisión Permanente para plantear un expediente informativo e iniciar los trámites oportunos si se considera la existencia de una falta sancionable en el Código de Deontología Médica.

La presidenta del Colegio, Concha Ferrer, ha indicado que “estos hechos, aislados, no son el reflejo de los valores que representan a la profesión médica. Lamento profundamente este tipo de acciones, que, además, pueden empañar la labor encomiable de la profesión y de los profesionales”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: