June 20, 2021

Arnaldo Otegi, otros cuatro años al frente de Bildu para avanzar a la independencia, ahora como socio del Gobierno

Arnaldo Otegi, reelegido como líder de EH Bildu para al menos otros cuatro años más en un congreso a la búlgara, se ofrece como ejemplo de “la unidad de la izquierda”. Una unidad “imprescindible” lograda en el País Vasco y en Navarra con sus siglas, aunque en ambas comunidades y en el resto de España Otegi haya encontrado en Podemos el aliado imprescindible para su blanqueamiento político.

Otegi, a punto de cumplir 63 años, mantiene su mano tendida a Pedro Sánchez pese a haber perdido a Pablo Iglesias -su interlocutor en Madrid- y aspira a derrotar en las urnas al “gris, agotado y triste” PNV de Iñigo Urkullu con su promesa de un Estado vasco.

“Tenemos que cambiar todo con paciencia”, advirtió este domingo Otegi a los casi 300 invitados al acto final de un anodino congreso interno. Un denominado “proceso congresual”, en el que el 88,5% de un número indeterminado de militantes consolidó su indiscutido liderazgo sin candidatos ni corrientes críticas, y en el que se aprobaron dos ponencias, una política y otra organizativa, que deben marcar la estrategia de EH Bildu en la próxima década.

De momento, Otegi seguirá prestando su respaldo al Gobierno de Pedro Sánchez mientras se recomponen los equilibrios en la izquierda zarandeada por los resultados del 4-M en Madrid.

El líder de EH Bildu recordó el compromiso firmado por los socialistas en mayo de 2020 para una eliminación “íntegra” de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy. “Ahora toca cumplir”, le recordó al presidente del Gobierno en el momento en el que Sánchez resetea la legislatura mientras la Unión Europea le examina.

Otegi se ofreció en la tarea pendiente de la izquierda para generar un “orden alternativo” que contrarreste el incremento del voto de los partidos de derecha y derecha extrema en Europa. Y contrapuso el “libertad o autoritarismo” al éxito electoral del “libertad o comunismo” de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Otegi ha multiplicado desde que se iniciara la crisis del Covid-19 sus referencias sobre las tareas pendientes de la izquierda respecto al discurso independentista. Miembro de ETA con 19 años, condenado por el secuestro del directivo de Michelin Luis Abaitua a seis años de cárcel, se convirtió en uno de los líderes de la izquierda abertzale al asumir la portavocía de Herri Batasuna en 1998.

Apadrinado por Jon Idigoras, fraguó su liderazgo interno a finales de la década de los 90 y fue quien avaló desde las instituciones la actividad terrorista de ETA con más de 885 asesinatos.

Casi 10 años después de que la banda terrorista anunciara su renuncia a seguir cometiendo crímenes mortales, ni Otegi ni el resto de los representantes orgánicos e institucionales de EH Bildu se muestran dispuestos a condenar en público esos crímenes.

Ahora, asentado como segundo partido en el País Vasco y como socio en la sombra de la socialista María Chivite en Navarra, Otegi apuesta por un “modelo de convivencia para el reencuentro”. Una referencia para iniciados con la que mantiene el objetivo de conseguir no sólo el acercamiento de los presos de ETA a las cárceles vascas, sino también el nuevo modelo penitenciario vasco que se activa a partir de este martes con la transferencia de las prisiones al Gobierno vasco.

Un modelo que incluirá cambios en la aplicación de los grados penitenciarios de los etarras para que salgan rápidamente de prisión. La izquierda abertzale valora la política de acercamientos semanales utilizada por el ministro Fernando Grande-Marlaska, que hasta en casi 150 ocasiones ha impuesto su decisión de trasladar a presos de ETA pese al criterio en contra de las juntas de tratamiento de las prisiones.

Comprometido con un “Estado” vasco, EH Bildu tiene apenas dos años para reforzarse socialmente y crecer electoralmente en las ciudades, donde aspira lograr los resultados de 2011. Su oferta independentista se verá envuelta del “relato” de una izquierda salpicada de ecologismo.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: