June 23, 2021

Pedro Sánchez asume el fracaso en Madrid pero no tocará el rumbo del Gobierno

La contundencia de la derrota invalidaba los paños calientes que se pretendieron poner. El resultado de las elecciones madrileñas es un varapalo tan severo que la dirección nacional del PSOE, liderada por Pedro Sánchez, se vio obligada a asumir el fracaso. “No hemos conseguido centrar nuestro mensaje”; “no hemos sabido conectar con un estado de ánimo”; “podemos fallar en la comunicación, en la oferta del proyecto político”…

Han sido algunos de los mensajes que salieron de Ferraz, sede nacional socialista, ante una campaña asumida y dirigida desde La Moncloa, en concreto por Iván Redondo, jefe de gabinete de Sánchez. Sin embargo, la gravedad de la derrota no supondrá que Sánchez modifique el rumbo del Gobierno. El jefe del Ejecutivo no prevé cambios a día de hoy, pese a que hay voces en el PSOE que creen necesario algún tipo de giro.

El acto de contrición que ha querido escenificar el PSOE 48 horas después del batacazo, y tras intentar acotar la derrota a Madrid para blindar al Gobierno, implica poner en el foco a los estrategas de Moncloa, que dirigieron la campaña madrileña.

“Después de las elecciones no podemos actuar como antes, tenemos que seguir confrontando con la derecha pero no podemos confrontar con lo que han expresado los ciudadanos en las urnas”, ha sido la reflexión vertida por José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal que ha analizado los resultados electorales.

La abrumadora mayoría conseguida por la derecha y el hundimiento del PSOE, viéndose superado incluso en votos por Más Madrid, puso de manifiesto que la campaña no logró contrarrestar o frenar a Isabel Díaz Ayuso. “La estrategia tiene que ver mucho con la comunicación; han podido apreciarse diferentes posicionamientos”, ha sido una de las conclusiones de la Ejecutiva socialista. Se admite que ha habido “situaciones en que no hemos podido controlar ese clima de polarización”.

El 4-M inquieta, preocupa y se indigesta al PSOE. Prueba de ello es la decisión de precipitar las primarias en Andalucía, ante el temor de que un adelanto electoral les deje sin margen como sucedió en Madrid, y pese a que ello suponga abrir una lucha interna con Susana Díaz que, en todo caso, permitirá a Ferraz difuminar el foco de los sucedido en Madrid. Pero este jueves, ante su Ejecutiva, obligado por el veredicto de las urnas, Sánchez tuvo que reconocer el fracaso de su proyecto en Madrid. Es su federación. La herida abierta obliga a derribarlo y empezar de cero.

“Se abre un tiempo nuevo en la organización de Madrid”, ha sentenciado Ábalos. Ese “tiempo nuevo” conlleva que José Manuel Franco, hasta ahora secretario general autonómico, dejara este jueves su cargo, y que Ángel Gabilondo, candidato socialista, no recoja su acta y abandone la disciplina socialista en Madrid.

Sánchez quiere “fortalecer la estructura de partido” y “mejorar la acción parlamentaria”. “Trabajaremos para recuperar la confianza, con nuevos equipo, proyecto político e ilusión renovada”, ha avanzado Ábalos. Uno de los nombres que cuentan con el aval del presidente del Gobierno para resucitar el proyecto madrileño es Juan Lobato, ex alcalde de Soto del Real y que ya disputó el liderazgo en esta comunidad en 2017.

Pero el shock que ha provocado en el PSOE el “inesperado” resultado” en Madrid, y que en el seno de la formación asumen como un “aviso” al presidente del Gobierno, no hará a Sánchez variar el rumbo de la coalición. “Los resultados de estas elecciones no van a condicionar la política del Gobierno“, ha sostenido Ábalos.

En La Moncloa descartan, a día de hoy cambios, pues consideran que lo prioritario es terminar con el proceso de vacunación y que empiecen a llegar los 140.000 millones de fondos europeos para cambiar el escenario socioeconómico. Y, entonces, se abrirá otra pantalla a estudiar. Por el momento se descarta toda opción de adelanto electoral.

La Ejecutiva Federal del PSOE también ha decidido abrir expedientes de expulsión a Nicolás Redondo y Joaquín Leguina, dos dirigentes socialistas históricos, por haber protagonizado un acto de campaña con Ayuso y haber solicitado el apoyo para la candidata del PP.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Leave a Reply

%d bloggers like this: